Mario García, la mente detrás del Atlante

by Jair Hernández Toledo

El entrenador de los Potros es un erudito del futbol, es perfeccionista, se llama Mario García Covalles y es la mente detrás del Atlante. Es obsesivo, después del entrenamiento se va a su casa pensando si le faltó algo y lo anota en su libreta.

Mayito es atlantista, se forjó con los colores del equipo como jugador y después continuó con la tradición. Sus dos maestros también son azulgranas: José Guadalupe ‘Profe’ Cruz y René Isidoro García, ellos le inculcaron la metodología, pero también el perfil bajo.

El Profe Cruz lo hizo parte de su cuerpo técnico del Potro que se mudó a Cancún y fue toda una sensación. Era muy cercano al entrenador, veía como dirigía, observaba sus apuntes y de pronto él comenzó a dar algunas ideas.

Mario García Atlante

Estuvo cuatro años como auxiliar técnico del Atlante, de 2004 a 2008, fue parte del campeonato y después salió seis meses a León. Regresó a la cuna azulgrana, pero ahora como director técnico de Potros Chetumal en la Primera A. En el Clausura 2012 estuvo a cargo del Atlante de la Liga MX, pero apenas ganó cuatro partidos y sumó ocho derrotas.

Comenzó un largo peregrinar por equipos del Ascenso MX y Segunda División, el objetivo era afinar la metodología.

Hay algo que muchos directivos de la categoría le reconocen a Mario: es un conocedor, arma un equipo de la nada y los pone a jugar futbol.

Mario García es tímido, introvertido, pero en el entrenamiento es agresivo, nunca suelta el pizarrón. Con sus equipos trabaja a doble sesión, el primero a las 7 de la mañana, los jugadores deben regresar en la tarde para afinar detalles.

Las personas que lo conocen te advierten algo: «habla mucho, no lo puedes parar, se puede pasar horas hablando de futbol e incluso en la entrevistas se alarga».

En el Apertura 2018, Mario estaba en el equipo de Tuxtla FC en la Segunda División, su teléfono sonó y le dijeron: «queremos que seas el auxiliar técnico de Maradona en Dorados». La llamada era de Juan Antonio García, el entonces presidente del Gran Pez.

Mario García Atlante

García Covalles no lo pensó, hizo maletas y viajó a Culiacán. Se presentó con Diego e hicieron una mancuerna que los llevó a la final del Ascenso MX. Muchos dicen que Mario dirigía al equipo y El Pelusa los motivaba.

Para el Apertura 2020, Mayito regresó al Atlante, ambos se volvieron a reunir en la Ciudad de México. Armó un equipo de la nada, con pedacería y los llevó a una final con el Tampico Madero.

Mario llegó a una nueva final con el equipo de sus amores y espera consagrar su trabajo en la cancha. Él es sí es un romántico del futbol.

***

Continúa con la información del deporte en nuestro canal de YouTube.


0 comment

Noticias Relacionadas