Black Lives Matter, México ’68 y otras protestas deportivas antirracismo

by Var Deportivo

El deporte se ha convertido en un importante foro en la lucha contra la segregación racial; Black Lives Matter es el ejemplo más reciente pero sus antecedentes datan de México ’68 y otros foros

Se cumplen 52 años de la inauguración de los Juegos Olímpicos de México ’68, el mayor evento deportivo organizado en la historia de nuestro país. Estuvo ubicado en una coyuntura histórica en la que las generaciones de jóvenes de todo el mundo salieron a las calles en busca de un lugar en la sociedad.

En plena competencia dos atletas estadounidenses subieron al podio de los 200 metros en atletismo. Realizaron una protesta en alusión al movimiento del “Black Power” que buscaba reivindicar los derechos de la gente afroamericana en esa nación, sumida en una profunda crisis de racismo. Si bien la imagen se convirtió en un ícono, no fue la primera.

Por ello, aprovecharemos para analizar cómo evolucionó este movimiento en busca de la igualdad racial en EEUU y la importancia de los espectáculos deportivos en esta búsqueda:

Jesse Owens

Jesse Owens en los Juegos Olímpicos de Berlín '36

Es considerado el primer gran actor de este movimiento de reivindicación de la raza negra, pues su desempeño lo llevó a triunfar en el corazón de la Alemania nazi. Si bien no protestó directamente, si dio una “cachetada con guante blanco” al Adolf Hitler, quien lo vio volar por la pista en el Estadio Olímpico de Berlín, en los Juegos Olímpicos de 1936, justo antes del inicio del Holocausto.

Nació en Oakville, Alabama en 1913 y fue considerado el “mejor y más reconocido atleta de la historia”. Se llevó cuatro medallas de oro en la justa olímpica: 100 y 200 metros planos, salto de longitud y relevos 4×100, con récords en los 200 metros planos y el salto de longitud.

El régimen nazi pretendía mostrar al mundo el poderío de la raza aria. Que solo por ser arios, sus atletas arrasarían las competencias pero fueron derrotados. Un sencillo afroamericano, surgido de la clase humilde, pero con un gran talento atlético y una corpulencia que opacó a los atletas alemanes.

Varias versiones señalan que Hitler evitaba estar presente cuando Owens fue premiado, pues consideraba una afrenta la victoria de un “salvaje de la jungla”.

El atleta declaró que antes de la premiación, llegó al estadio y pasó cerca de Hitler. “Él me saludó y yo le correspondí”, aseguró, pero se dice que hubo frialdad y molestia en el gesto del líder nazi.

A su regreso a EEUU, Owens continuó padeciendo el racismo de su pueblo: no fue recibido en la casa blanca por el presidente, Franklin D. Roosevelt, quien sí recibió a otros deportistas y finalmente volvió a trabajar como botones en el hotel Waldorf-Astoria.

Jackie Robinson

Timbre postal conmemorativo de Jackie Robinson

El primer jugador negro que jugó en las Grandes Ligas, de donde saltó a convertirse en un activista en beneficio de su pueblo, desde los años 40.

Nació en el estado de Georgia, corazón de la cultura racista de EEUU, fue nieto de un esclavo pero  creció en California, en busca de oportunidades.

Peleó por su país en la Segunda Guerra Mundial y fue liberado con honores. Vivió un episodio de racismo al negarse a sentarse en la parte trasera de un autobús, como estaba ordenado a los negros, por lo que se le llevó a una corte marcial, que posteriormente lo absolvió.

En 1945 fue contratado por los Dodgers de Brooklyn, pero le advirtieron que enfrentaría un ambiente hostil en toda la liga. Debutó el 15 de abril de 1947, portando el número 42.

Durante su carrera hasta recibió cartas de amenaza. Los pitchers le tiraban pelotazos a la cabeza y las piernas de manera intencional y los catchers le escupían en los zapatos. Incluso sus mismos compañeros organizaron un motín para que fuera despedido y los aficionados lanzaban gatos negros al campo.

Trabajó sin protestar hasta ganarse el respeto de sus compañeros y para 1949 ganó el título de Jugador Más Valioso de la Liga. Esto con un promedio de bateo de .342, 37 robos de base, 124 carreras impulsadas y 122 carreras anotadas. Aun así, seguían llamándole: “negro arrogante”.  Jugó seis Series Mundiales y seis Juegos de Estrellas.

Por su legado, las Grandes Ligas retiraron el número 42 de todos los equipos en 1997, para festejar los 50 años de su llegada al béisbol y esa temporada fue dedicada a él. Actualmente, se celebra el Día de Jackie Robinson el 15 de abril. Al retirarse continuó como activista: implementó proyectos de vivienda para su pueblo y trabajó con políticos como Martin Luther King y John F. Kennedy.

Muhammad Ali

Muhammad Alí en sus primeros años, acompañado de Malcolm X

Cassius Marcellus Clay, Jr., mejor conocido como Muhammad Ali se autodenominó como “El más grande boxeador de todos los tiempos” y lo demostró sobre el ring y en su lucha por los derechos del pueblo afroamericano-islámico, hizo honor a este calificativo pues influyó en toda una generación.

Clay fue campeón olímpico en Roma 1960 y cuatro años después se convirtió por primera vez en campeón mundial de peso completo.

Cobró gran fama entre los países africanos islámicos porque que mostraban su orgullo afroamericano con una personalidad petulante y extrovertida.

Al ganar la medalla de oro, Ali dijo a la prensa internacional que era víctima de segregación. Creció en la ciudad de Louisville, Mississippi, en el corazón del racismo en EEUU.

Durante su juventud dijo permanecer lejos de las protestas por la reivindicación racial, pero en un gesto público, tiró su medalla de oro al Río Ohio cuando le negaron el servicio en un restaurante solo para blancos, en la ciudad de Louisville.

En 1961 se convirtió al Islam. Esta decisión provocó el rechazo de los blancos y de los mismos afroamericanos cristianos. Pero al viajar por África donde fue recibido por multitudes y allí entendió el impacto de su fama entre la gente más desfavorecida.

Para 1966 en pleno apogeo, retó al gobierno de su país. Se negó ser reclutado para participar en la Guerra de Vietnam bajo una “objeción de conciencia” y respetar los principios de su religión.

“Pregunten todo lo quieran sobre la guerra de Vietnam, siempre tendré esta canción: ‘No tengo problemas con los Viet Cong… porque ningún Viet Cong me ha llamado nigger’”.

Muhammad Alí, contra todos los pronósticos derriba a Sonny Liston y se convierte en campeón mundial de peso completo

Ali declaró a la televisora británica BBC, con tono sarcástico: “¿Por qué Dios es blanco?, ¿mamá, dónde están los ángeles negros? Absolutamente todo lo bueno es blanco. Santa Claus es blanco. Y todo lo malo es negro. El patito feo es negro. Si el gato es negro, es malo y es de mala suerte. Si te amenazan es un ‘blackmail’. ¿Por qué no llamarlo ’whitemail’ si de todas formas va a estar diciendo tonterías? Siempre me llamó la atención eso y supe que algo estaba mal”.

La gente en EEUU lo llamó traidor, fue despojado de su título y le fue retirada su licencia de boxeador por la Comisión Atlética de Nueva York, lo que provocó que no pudiera volver al cuadrilátero hasta 1971.

Además, fue condenado a cinco años de prisión y una multa de 10 mil dólares, aunque salió bajo fianza.

En ese tiempo continuó su activismo contra la Guerra y en favor de la religión musulmana. A cambio, perdió unos 4 millones de dólares. Se dice que fue invitado a pelear en Sudáfrica en 1978 pero se negó a colaborar con el régimen racista del Apartheid. Posteriormente visitó al líder Nelson Mandela, cuando salió de prisión.

En 1998 fue designado mensajero de la paz por la ONU, como “un importante agente humanitario en el mundo en desarrollo”. También creó el Muhammad Ali Center, que fomenta los valores cívicos, y el Muhammad Ali Parkinson Center, para el tratamiento del Parkinson.

El Poder Negro en México ‘68

Tommie Smith y John Carlos ganaron oro y bronce respectivamente en los 200 metros planos de los Juegos Olímpicos de México ’68. Mientras se entonaba el himno nacional de EEUU en el estadio Olímpico Universitario, ambos corredores alzaron el puño, enfundado en un guante negro e inclinaron la cabeza, un saludo al “Black Power” que dio la vuelta al mundo, como una protesta contra la pobreza de su raza.

Smith llevaba un pañuelo negro alrededor del cuello para representar el orgullo negro.

Carlos portó su casaca desabrochada, un gesto de solidaridad con los obreros de su país, así como un collar para las personas que fueron linchadas o asesinadas, y no recibieron ni siquiera una oración, “que fueron ahorcados y para los que fueron arrojados al agua en mitad del camino”, declaró.

A la protesta se sumó el ganador de la medalla de plata, el australiano Peter Norman, quien les sugirió que se repartieran los guantes de Smith, ya que Carlos olvidó los suyos en la Villa Olímpica. Al salir a la pista, los tres portaban la leyenda: Proyecto Olímpico para los Derechos Humanos.

Monumento conmemorativo a la protesta de Tommie Smith y John Carlos de México '68

Además, ellos y sus familias recibieron amenazas de muerte al volver a EEUU, mientras que el Comité Olímpico Internacional (COI) calificó la protesta como un gesto inadecuado para los Juegos Olímpicos, por lo que ordenó su suspensión y pidió que fueran expulsados de la Villa Olímpica.

Sorpresivamente, el Comité Olímpico Mexicano se negó pues tenían una visa de deportistas, por lo que eran invitados de honor en México y serían tratados como tales.

El mismo Peter Norman fue relegado por su país, para participar en los juegos de Munich 1972.

Como reivindicación a esta protesta, la Universidad Estatal de San José colocó una estatua de su protesta de 7 metros de alto, en su campus.  

     

Colin Kaepernick

Un joven quarterback, que recién había jugado el Super Bowl XLVII con los 49ers de San Francisco de repente inició una protesta pacífica. Permaneció arrodillado a la orilla del campo de juego, mientras el resto de sus compañeros entonaban el himno nacional en EEUU.

La protesta fue condenada, pues acusaron a la joven figura de buscar notoriedad. Presuntamente su nivel de juego había bajado, pero en realidad se convirtió en el inicio de un movimiento de reivindicación racial al que poco a poco se unieron otros jugadores. Mientras la prensa y muchas personas lo tacharon como antipatriota que faltó al respeto a la bandera y al ejército de su país.

Colin Kaepernick fue ampliamente criticado por arrodillarse en el campo durante la entonación del himno de su país

Su contrato fue rescindido en el 2016 y no volvió a ser contratado por otro equipo, por lo que se rumoró que hubo un veto no oficial  de los dueños de los equipos sobre Kaepernick y aunque para la pretemporada del 2020 recibió permiso de la NFL para realizar una nueva prueba, ninguno se atrevió a firmarlo porque su presencia como suplente sería un problema mediático innecesario.

Kaepernick explicó sobre su protesta: «No voy a ponerme de pie para mostrar orgullo por una bandera de un país que oprime a las personas de color. Esto es más grande que el futbol y sería egoísta de mi parte mirar a otro lado. Hay cadáveres en la calle y gente que se sale con la suya”.

Cuatro años después, cuando EEUU entró en una nueva etapa de violencia racial, el comisionado de la NFL, Roger Goodell, lamentó la decisión que tomaron con el quarterback de San Francisco en 2016: «Nuestros jugadores están siendo etiquetados erróneamente. No son personas antipatrióticas, desleales ni están en contra de nuestro ejército», declaró.

Esto permitió que los 32 equipos se unieran al movimiento antirracista más grande en la historia del deporte: “Black Lives Matter”.

Black Lives Matter

Este movimiento antirracista comenzó como una protesta en redes sociales en 2013. Se reclamó la liberación de George Zimmerman, quien disparó contra un adolescente afroamericano.

La protesta se masificó hasta mayo de 2020, luego que surgiera un video donde un policía de la ciudad de Minneapolis, Minnesota, sometiera violentamente a un ciudadano afroamericano, George Floyd. El policía lo sometió con la rodilla en el cuello, Floyd se quejó 11 veces de no poder respirar, hasta que finalmente murió asfixiado.

Un policía de Minneapolis somete violentamente a George Floyd, quien murió asfixiado

El hecho provocó que la gente de diferentes ciudades saliera a protestar para detener el racismo en todo el país, particularmente en la Casa Blanca, como crítica directa a la política supremacista del presidente Donald Trump.

En agosto, en Kenosha, Wisconsin, ocurrió un nuevo evento, cuando un policía disparó por la espalda a otro ciudadano afroamericano, quien murió, por un supuesto incidente de violencia doméstica. 

Un video mostró que el hombre se dirigía a su camioneta y fue detenido por los policías quienes le dispararon. Un defensor racial dijo que Jacob Blake había intentado detener una pelea entre dos mujeres, mientras sus tres hijos estaban en la camioneta durante los hechos.

Días después, durante las protestas provocadas por estos acontecimientos, un joven blanco de 17 años salió a las calles de Kenosha con un rifle de alto poder y disparó contra los manifestantes. Así provocó la muerte de dos personas, en medio de protestas cada vez más violentas.

Este hecho motivó a los jugadores de los Bucks de Milwaukee de la NBA para que se negaran a jugar. Tras esto la Liga suspendió todos sus partidos de playoff del 27 de agosto. Orlando Magic, los Rockets de Houston,  el Thunder de Oklahoma City, los Lakers de Los Ángeles y los Trail Blazers de Portland no tuvieron actividad.

Los jugadores de la NBA protestan unidos contra el racismo como parte del movimiento Black Lives Matter

De inmediato se unieron: MLB, MLS, WNBA, mientras que la ATP y la WTA del tenis profesional suspendieron una jornada del Masters 1000 de Cincinnati, luego que la tenista Naomi Osaka se reusó a jugar: “Antes que una atleta soy una mujer negra. Y siento que hay asuntos mucho más importantes que necesitan atención inmediata en vez de verme jugar al tenis”, declaró.

En la MLS se suspendió la jornada 7, tras la negativa del Inter de Miami y el Atlanta United, quienes salieron a la cancha y permanecieron abrazados, antes de abandonar el campo.

Esto fue replicado por Dallas, Colorado, Salt Lake City, Los Ángeles FC, San José, Portland, Galaxy y Seattle.

La NFL permitió a los jugadores mostrar frases de apoyo contra las víctimas del racismo

Las Grandes Ligas suspendieron el partido entre los Cerveceros de Milwaukee y los Rojos de Cincinnati, seguido de: Gigantes vs Dodgers y Padres vs Marineros.

Finalmente la NFL, permitió a sus jugadores protestar abiertamente y sin represalias. Incluso aceptó su error al censurar las protestas iniciadas por Colin Kaepernick con este mensaje:

“Condenamos el racismo y la opresión sistemática contra las personas de color. Admitimos que nos equivocamos al no escuchar a los jugadores de la NFL anteriormente y alentamos a todos a protestar de manera pacífica. La NFL cree  que The Black Lives Matter».

En la jornada inaugural, varios equipos rivales entonaron juntos el himno nacional, con los brazos entrelazados. En la línea final de los 32 estadios se incluyeron frases de condena al racismo. “Black Lives Matter” (las vidas de los negros importan), “It take all of us” (esto nos concierne a todos) y “Not to racism” (No al racismo), se podían leer.  Además, permitieron a los jugadores incluir estas frases o los nombres de alguna víctima en la parte trasera de sus cascos.


0 comment

Noticias Relacionadas

Leave a Comment