Colo-Colo mantiene la categoría entre muchas dudas

by Var Deportivo

Llegó el día ‘D’ para Colo-Colo, donde tuvo que jugarse su permanencia en primera división. Fue un partido lleno de expectativa pero con muchos aspectos que hicieron dudar de la transparencia del mismo.

Colo-Colo tuvo una campaña muy mala que alcanzó a recomponer un poco en el tramo final. No obstante, la posibilidad de descender era real.

Por su parte, la Universidad de Concepción tuvo una temporada similar, con solo dos puntos encima del Cacique. Sin embargo, la tabla porcentual lo obligó a jugarse la permanencia en la primera división.

En cuanto a volumen de juego, el encuentro no tenía un claro ganador pero hubo diversas circunstancias alrededor que pudieron haber cambiado el camino del mismo.

Para comenzar, los futbolistas de la Universidad de Concepción recibieron amenazas por parte de un sector de aficionados de Colo-Colo. Esto fue documentado por diversos medios chilenos que denunciaron la situación.

Después, desafortunadamente el equipo que ahora jugará en la B, se presentó con múltiples bajas para buscar el partido. Julio Barroso, Leonardo Valencia y César Fuentes, este último de buen rendimiento en los últimos partidos pese a una temporada irregular, acumularon tarjetas amarillas y fueron inhabilitados para el duelo final, además de Marco Bolados que fue expulsado en el encuentro ante el O’Higgins por una violenta plancha contra un rival.

Por si fuera poco, Leonardo Povea, quien había jugado 26 encuentros a lo largo de la temporada, tuvo problemas musculares en el calentamiento. Fue así como Universidad de Concepción tuvo prácticamente una alineación completa inhabilitada.

No faltaron las especulaciones

El partido estuvo a cargo del árbitro Julio Bascuñán, criticado y señalado por presuntamente siempre tener tendencia en ayudar al Cacique. Desafortunadamente las acciones estuvieron lejos de ser lo que se espera de un partido de tal magnitud.

Universidad de Concepción no registró un solo tiro a gol en todo el encuentro y, como coloquialmente se dice, pareció que jugaron ‘sin sangre’. El marcador quedó 1-0 favor Colo-Colo y en redes sociales especularon sobre si los futbolistas rivales se vendieron.

Podría interesarte: La otra Champions League, la de la mente


0 comment

Noticias Relacionadas