La otra Champions League, la de la mente

by Ivan Pérez

Entrenadores que llegan a sus charlas técnicas mostrando su ropa interior de la marca Cristiano Ronaldo, futbolistas que tienen coaches personales, manuales para trabajar, charlas grupales, individuales, trabajo con videos, dinámicas, ejercicios de respiración profunda. ¿Cuál será la mejor estrategia mental para ganar la Champions League?

Los 16 clubes que están en octavos de final -unos más que otros- dedican tiempo al trabajo psicológico y todos tienen diferentes niveles de trabajo, desde institucional hasta individuales. ¿Es importante preparar los pensamientos, las sensaciones? La diferencia entre ser mejor o no, han comentado deportistas de otras disciplinas como Roger Federer, Rafael Nadal, Tom Brady, Usain Bolt, es la mentalidad.

“Yo cada vez que iba a correr siempre salía relajado, porque cuando me presionaba sentía que ni me podía mover”, dijo hace un par de años Bolt cuando le preguntaron por qué siempre salía tan relajado a la pista de tartán.

Durante el confinamiento, Adidas realizó una mini serie documental con sus figuras y estrellas, una de ellas era Lio Messi quien dijo que el trabajo mental es el 60% del rendimiento que muestra un futbolista en la cancha.

Bayer Munich Champions League

Y estrategias para trabajar y preparar el aspecto psicológico hay de todo tipo. Cuando Jürgen Klopp entró a la charla técnica, todos se echaron a reír. No era cualquier día, horas más tarde perdería 3-1 ante Real Madrid en la final de la Champions. Pero en ese momento, todos estaban pasando un buen rato porque se asomaba, a propósito, la ropa interior del entrenador del Liverpool que era de la marca Cristiano Ronaldo.

Lee también: Champions League: sorpresas en fase eliminatoria

El periodista británico Dan Billingham dice que el entrenador alemán, que ahora vive una crisis de resultados, siempre ha apostado por el trabajo mental como un factor clave para ganar. Hace un año Klopp dijo: “Puedes tener la mejor técnica, pero si no estás listo para mostrarla será difícil”.

Klopp impulsó y apoyó la contratación del psicólogo Lee Richardson quien fue pieza importante para que el equipo se construyera mentalmente la temporada pasada y ganara la Premier League, algo que no sucedía desde la campaña 1989-90.

 «Preparar, actuar, reflexionar, perfeccionar. Y eso coincide con la eficacia. El impulso, en el deporte, es un estado psicológico, no físico, porque ganar desarrolla la autoeficacia, que es la fe en uno mismo, y la coeficacia, que es la creencia en los demás” comentó a mediados del año pasado Richardson sobre el trabajo que hace con el equipo.

También, claro, tiene que ver con lo que hace Klopp. “Es un técnico que tiene carisma y transmite ideas y ahí tiene una gran ventaja respecto a sus predecesores que si bien tenían capacidad no lograban llegar al jugador como lo hace Klopp, cosas que hace en el vestidor, cómo es un tipo relajado, todo eso ayuda a dar confianza a formar comunidad”, reflexionó el periodista Billingham.

Jurgen Klopp ganó la Champions League con el Liverpool en 2019

Klopp lo ha comentado en diferentes ocasiones, lo importante es “la meta, no los resultados” y la meta no siempre es ganar. El entrenador alemán lo dijo desde que llegó al equipo en la campaña 15-16, “es un proceso” y así lo entendieron desde el área administrativa hasta su plantilla. Pasó tres temporadas sin levantar una copa, nada.

Te puede interesar: Champions League: ¿quién es favorito? Números y apuestas no coinciden

Para Mónica Pascual, quien es creadora del Programa para deportistas de alto rendimiento, BeTalent, la importancia no radica en que el psicólogo o coach dé tips, consejos o tácticas, “se trata más bien de conocerse y encontrar su propia fórmula, la cual le funcione a cada jugador para que logre encontrar su mejor rendimiento”.

Y eso es lo que hace el futbolista danés del FC Barcelona, Martin Braithwaite, quien contrató al coach mental Kim Boye para que trabaje con él independientemente de lo que haga el departamento psicológico del club.

Javier Aguirre lo entrenó en el Levante y dice que Martin, “es un chico estupendo que trabaja incansablemente, cuando lo dirigí era de los que se metía a mi oficina, llevaba datos, su tableta para decirme cómo podría jugar mejor, estar en el Barcelona no es una casualidad”.

Por su parte la Juventus tiene la fortaleza mental de Cristiano Ronaldo quien a sus 36 años es súper competitivo, nada que no sepas, pero él ha tomado la meditación y las técnicas de respiración como parte de su preparación.

Además de las mil abdominales diarias que hace, Cristiano también tiene técnicas de relajación. “Es un trabajo ensayado. Inspiraciones profundas, aguantando el aire en los pulmones hasta el límite. El reto es alcanzar la tranquilidad para rebajar las revoluciones”, detalló el diario ABC. Esto le permite llegar a altos niveles de seguridad y reafirmar sus objetivos.

Cristiano Ronaldo

Caso contrario a lo que sucede en el PSG que desde la llegada de los qataríes como dueños en 2011 y la compra por 222 millones de euros (mde) de Neymar (el traspaso más alto de la historia) han buscado incansablemente ganar la Champions y no lo han conseguido.

Además: Erling Haaland anota cada 56 minutos en la Champions League

En el informe de dos partes de Mel Brennan titulado “¿Qué le hace falta a la psicología del PSG?”  uno de los puntos fundamentales es que todo este tiempo lo que ha hecho el club es enfocarse en el objetivo final, pero casi siempre pensando en los rivales que tiene que enfrentar, en quién tiene enfrente y no en retarse a ellos mismos como plantilla a mejorar sin importar el rival.

PSG Eliminación de Champions

Lo define con una frase, “jugar y prepararse siempre para tener tu ‘mejor yo’ posible”, porque de lo contrario pensar en el rival y otras circunstancias externas solo generan “estrés, presión, dudas” del trabajo que se ha realizado.

Algunos otros clubes como el Sevilla desde el 2009 tienen un departamento especializado en psicología, cuenta con manuales que han estructurado a lo largo de los años y otros equipos cuentan con el discurso de su técnico como su principal motivación como el caso del Atlético de Madrid y el “Cholo” Simeone.

Más allá de lo que hagan en la cancha y cómo lo hagan, el trabajo en el diván, en grupo o individual resulta fundamental para superar al contrario, más cuando las diferencias en teoría son mínimas. El que tiene el ‘ropero más acomodado’ gana.


0 comment

Noticias Relacionadas