Ajedrez: la psicología aplicada al deporte ciencia

by Yoshua Navarro

El ajedrez es el perfecto entrenamiento para la mente, pero como en cualquier deporte, hay diversos factores para sacarle el máximo provecho.

No por nada el ajedrez es nombrado el deporte ciencia. Actualmente tiene una dimensión social, educativa y hasta terapéutica, sin embargo no es practicado de la misma forma en todo el mundo.

Si en un deporte donde importa el físico es importante el trabajo psicológico, en el que se trata de imponer la agilidad mental, lo es más. VAR Deportivo tuvo la oportunidad de platicar con Enrique Inzunza, psicólogo egresado de la Universidad Autónoma de Sinaloa con maestría en psicología de la actividad física y del deporte.

Nos platicó sobre la importancia del ajedrez, así como de en qué consiste el trabajo psicológico que él emplea con los jugadores:

«El jugador de Ajedrez es un deportista de alto rendimiento. Básicamente se ocupan las mismas técnicas (psicológicas) que con otros deportes pero hay que adaptarlas a la disciplina que estemos trabajando. Es muy importante que el psicólogo esté familiarizado con el deporte que vaya a trabajar», inició. «En el ajedrez hay bastante presión, debes tener un nivel fuerte de concentración y autoconfianza. Hay que ver las situaciones que se viven en este deporte», continuó.

¿Limitantes geográficas, culturales o socioeconómicas para ser de los mejores?

Según datos de la Federación Internacional de Ajedrez, FIDE por sus siglas en inglés, dentro de su ranking de los mejores 50 jugadores del mundo no hay latinoamericanos. Enrique nos explicó que esto no tiene nada que ver con de donde son directamente:

«Todo depende del ambiente donde se desarrollen los deportistas desde niños. Cualquier deporte puede aprenderse en cualquier país, algunos podrían tener una ventaja física pero en el ajedrez no es el caso», aclaró.

También concluyó que lo que hace falta es mayor difusión del deporte, además hizo énfasis en que es el deporte ‘más barato’:

«En algunos países el ajedrez es hasta una materia en las escuelas. Acá solo se lleva en escuelas particulares, pero en públicas no. En los países destacados (India, Rusia entre otros), los niños aprenden y lo siguen practicando después, hay mucha difusión (…) Acá falta más compromiso de las autoridades, el ajedrez puede llegar a ser el deporte más económico de todos, alguien puede jugar ajedrez hasta con uno hecho en casa porque las reglas siempre son las mismas. Puedes cuidar cualquier tablero y vas a tenerlo toda tu vida, no sufre un desgaste significativo. Las personas que enseñan ajedrez tienen que ser capacitadas para que cautiven a los principiantes, no alguien improvisado».

¿Qué se trabaja psicológicamente con los ajedrecistas?

Además de la entrevista que nos brindó, tuvimos la oportunidad de seguir una de sus sesiones virtuales, donde indicó los puntos a trabajar con los jugadoes:

«El ajedrez es un deporte que para algunas personas es aburrido pero es porque no lo conocen. Los entrenamientos o la preparación puede parecer tediosa y ahí entra la participación de los entrenadores para que esa parte sea divertida y los jugadores estén interesados, ahí entra el primer factor para intervenir: la motivación», comenzó.

«Por otro lado, la concentración juega un papel importante en el ajedrez. El jugador debe tener la capacidad de descartar todo lo que está pasando en la sala donde juega, hay hasta 100 jugadores alrededor u otros que son muy expresivos o hacen sonidos que complementan sus movimientos, esto lo tiene que desatender el jugador. También se trabaja con la información subjetiva que traen los jugadores. Todo lo que trae de su área personal, académica y afectiva se tiene que quedar ‘fuera'», agregó.

«Otra área más en la que se debe trabajar es en el manejo de la ansiedad. Desde un día antes a sus partidas batallan para dormir entre otras situaciones. Comienzan a dimensionar casos como ‘¿Qué va a suceder si pierdo?’ y para eso hay diversas técnicas que ayudan a controlar la ansiedad (…) Aquí cabe destacar que la ansiedad solo es mala en exceso, ya que de no tenerla, se corre el peligro de tener autoconfianza poco saludable, como cuando creen que se enfrentan a otro jugador inferior y se terminan complicando sus partidas», concluyó.

«Las partidas no empiezan con el primer movimiento, empiezan desde que te enteras contra quién te vas a enfrentar».

Si practicas dicho deporte o te gustaría iniciarte, puedes contactar a Enrique, quien está impartiendo sesiones para ayudar psicológicamente a los ajedrecistas. Comunícate al WhatsApp: 6721395721, o en su correo: [email protected]

Podría interesarte: Tatiana Flores: la futbolista que presume jugar para dos selecciones


0 comment

Noticias Relacionadas