Billy Beane, creador de moneyball, incursiona en el futbol

by Ketzer

El moneyball revolucionó la forma de administrar personal en el beisbol, llegó al cine, es un ejemplo en administración de empresas y hoy Billy Beane lo implementa en el futbol

El nombre de William Lamar Beane III es particularmente famoso en el mundo del béisbol. En los años 80 fue considerado un gran prospecto para las Grandes Ligas, que nunca cuajó. Sin embargo, desde la oficina diseñó un sistema de análisis estadístico denominado “sabermetría” que revolucionó la forma de reclutar beisbolistas y le dio fama en uno de los equipos más modestos de las Mayores, los Athletics de Oakland.

En la temporada de 2002, el equipo alcanzó el record de 20 victorias consecutivas en una temporada y su historia se convirtió en el argumento para la película “Moneyball”, protagonizada por Brad Pitt. Si bien, los Athletics nunca lograron trascender en los playoffs con este modelo, sí revolucionó la forma de reclutar peloteros, que tenía 150 años y carecía de bases medibles de evaluación.

Beane ha ido más allá, actualmente ocupa el puesto de vicepresidente ejecutivo de operaciones de los A’s y de allí saltó a implementar el Big Data en el futbol europeo, donde es un propietario minoritario del AZ Alkmaar de la Eredivisie  y el Barnsley FC de la Segunda División inglesa.

De hecho, su método para convertir diferentes aspectos del desempeño deportivo en datos que se cuantifican sistemáticamente interesó a la empresa de software NetSuite, que lo nombró miembro de su junta directiva en 2007 para que los asesorara en el diseño de sistemas de medición estadística.

La historia de Moneyball

Luego de fracasar como jugador profesional, Billy Beane se convirtió en cazatalentos para Oakland, el último equipo donde jugó, en 1990. En ese tiempo, el equipo llegó a la Serie Mundial entre entre 1988 y 1990. Un año después el equipo tuvo la nómina más alta de las Grandes Ligas.

En 1993, Beane se convirtió en asistente del gerente general. Dos años después, el equipo cambió de dueños y la política de manejo de personal cambió drásticamente: se acabaron las grandes contrataciones pero el equipo tendría que mantenerse competitivo. Entonces Beane comenzó a aprender sobre la sabermetría con el gerente de los A’s, Sandy Alderson, un método que no se usaba en ningún otro equipo de Grandes Ligas.

Finalmente Beane llegó a la gerencia deportiva del equipo en 1997 y, a partir del 2000, comenzaron los resultados. Oakland calificó a playoffs en cuatro años seguidos hasta 2003. En la temporada baja del 2001, conoció a Peter Brand, un joven economista de Yale que tenía un trabajo mediocre en la oficina de los Indians de Cleveland. Tras hablar con él, lo reclutó por sus ideas radicales en la forma de evaluar jugadores. 

Ya en 2002, la prensa especializada y los scouts del equipo criticaron fuertemente el nuevo método. A cambio, Oakland rompió el record de 20 triunfos consecutivos en temporada regular, pese a haber perdido a sus principales figuras del año anterior: Johnny Damon, Jason Giambi y Jason Isringhausen.

Lee también: Basseball fantasy, ¿por qué conquista a los fans y crece a pasos agigantados?

Desde 1997, el equipo apareció en playoffs en 11 temporadas, aun cuando su nómina consistentemente es de las más bajas de las Grandes Ligas. Aunque el equipo no ha logrado llegar a la Serie Mundial. Su temporada más brillante llegó en 2006, cuando lograron la quinta mejor marca de las Mayores, y ganaron la Serie Divisional, pero fueron barridos por los Tigers de Detroit en la Serie de Campeonato.

Todavía en el 2010 el equipo terminó con marca de .500 pero lideró las Mayores en eficiencia defensiva y permitió la menor cantidad de carreras en la Liga Americana.Después de la temporada 2013 los A’s dejaron de llegar a playoffs, pero el modelo sigue dando resultados y año con año se dice que la gestión de Beane llega a su fin.

Por su gestión, en diciembre de 2009, la revista Sports Illustrated colocó a Beane como el décimo mejor gerente general/ejecutivo de la década en todos los deportes. Mientras que la directiva de Oakland anunció en octubre de 2015 que se convertiría en su nuevo vicepresidente ejecutivo de operaciones de béisbol, para terminar con los rumores de su salida a Boston.

Billy Beane, Moneyball

Ejemplo para la administración de negocios

Billy Beane es considerado como el primer gerente deportivo en aplicar el uso inteligente de los datos (sabermetría) en un deporte, particularmente en uno con costumbres tan arraigadas como el béisbol. A su llegada a la gerencia de Oakland, el béisbol tenía 150 años ignorando nuevos parámetros de medición de desempeño de los jugadores encima de herramientas tecnológicas, pues antes que él, los gerentes consideraban que estos especialistas no sabían de béisbol.

Beane aprovechó su experiencia como jugador de pelota para implementar estos mecanismos de medición a través del big data, con herramientas que tenían a su alcance: grabaciones, análisis de todas las estadísticas posibles para diseñar parámetros medibles en lugar de prejuicios.

«Llevamos transparencia al béisbol. No sentíamos ser demasiado arriesgados, sino que simplemente teníamos mejor información. Fue como hacer un arbitraje entre las estadísticas y los procesos»

Billy Beane

Diferentes especialistas en gestión de calidad destacan su talento para analizar el contexto, detectar fortalezas y debilidades, su capacidad de innovación, optimización de recursos y, sobre todo, generar resultados, por lo que es un modelo ejemplar en la administración de empresas. Pero esto no ha sido todo para Billy Beane en el béisbol. Para el 2018, explicó en una entrevista que sigue ilusionado por su trabajo de hablar de datos y béisbol.

Te puede interesar: Robots, comida a domicilio; así innova MLB ante la Covid

Su siguiente gran reto es mejorar la gestión e incluso prevenir las lesiones a través del análisis inteligente de la información, porque «La salud es el principal problema del rendimiento de un equipo y también puede solucionarse con datos», asegura.

Más allá del béisbol

En 2015 Beane fue contratado para aplicar un modelo similar pero en otro deporte, el futbol soccer, con el AZ Alkmaar, un modesto equipo de la Eredivisie de Países Bajos. Incluso en septiembre del año pasado, adquirió un 5% de participación en las acciones del equipo.

«Durante los últimos cinco años, la función de asesor de Billy le ha brindado a AZ muchas ventajas. Supimos lo maravilloso que es tener su amplitud y profundidad de conocimientos a nuestra disposición”, explicó Robert Eenhoorn, gerente general del equipo.

«Ha demostrado ser un verdadero activo. Formalizar este acuerdo para nosotros significa garantizar el futuro de AZ. Aprovechar la experiencia de Billy será extremadamente valioso para el futuro. Su experiencia habla por sí sola y jugará un papel importante en el desarrollo de la visión y estrategia de AZ en el futuro».

AZ Alkmaar

La relación entre ambos comenzó cuando ambos coincidieron en su gusto por el béisbol, Eenhoorn también encabeza la asociación de beisbol de Países Bajos. Suele visitar los campos de primavera de Grandes Ligas. El AZ lo contactó para ofrecerle el puesto de gerente deportivo, pues buscaba un ejecutivo exitoso que mejorara el desempeño del equipo. Bill Beane lo animó a tomar el cargo y Eenhoorn lo llamó posteriormente como asesor.

Además: Beisbol, una historia de superstición y maldiciones

El modelo de Beane en Amsterdam es similar al de Oakland: hacer más con menos y con un pequeño presupuesto desarrollar un método especial para identificar y desarrollar jóvenes talentos, para posteriormente venderlos para obtener grandes ganancias. Como resultado, en la temporada trunca de 2019-’20 derrotaron dos veces al Ajax y marchaban segundos en la tabla general cuando el torneo fue cancelado por la pandemia.

En la presente liga, se mantienen en segundo puesto, ocho puntos detrás del Ajax y tres más que el PSV.

Barnley FC y el amor por el futbol

En 2017, el Barnley FC que milita en la Segunda División de Inglaterra también invitó a Billy Beane. El equipo marchaba en último lugar y tenía una racha de cinco derrotas en siete partidos. En ese momento, un grupo de empresarios, encabezados por el chino Chien Lee hizo una oferta por el equipo.

Mientras que Beane participó con los inversionistas, con 10% de las acciones. Pero en este caso, se mantiene solo como inversionista, sin influir en las decisiones deportivas del equipo. Aunque la prensa le ha sugerido que implemente su modelo.

Beane se manifiesta como un amante del futbol, se le ha visto en los partidos del San José Earthquakes de la MLS, en los partidos de Alemania 2006, del mismo AZ Alkmaar y del Tottenham Hotspurs de la Premier League. Es decir, es probable que en los próximos años el modelo de moneyball para el futbol soccer esté mucho más acabado y pueda ser implementado exitosamente.


0 comment

Noticias Relacionadas