Muere fisicoculturista Odalis Santos, por presunta negligencia médica

by Ketzer

Odalis Santos fue contratada por una clínica de Guadalajara para mostrar un tratamiento pero la habría atendido personal no calificado

Debido a una presunta negligencia médica, este martes trascendió la inesperada muerte de Odalis Santos Mena, una reconocida fisicoconstructivista jalisciense, quien acudió a una clínica estética para realizarse un tratamiento quirúrgico para prevenir la sudoración excesiva en una clínica de la Zona Metropolitana de la ciudad de Guadalajara. Familiares y amigos de la atleta acusaron que fue atendida de manera inadecuada por el personal del centro estético.

Apenas en abril, Odalis ganó la competencia Mr. Jalisco juvenil y veteranos 2021, en la categoría Wellness Fitness Juvenil. Además estudiaba el primer semestre de la licenciatura en nutrición en el Centro Universitario de la Costa Sur.

Su familia indicó al portal Letra Fría que hubo negligencia en su tratamiento, porque podría carecer de los requisitos que solicita la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para atender una emergencia médica. También señalaron que no la atendieron médicos especialistas sino empleados y que estos no aplicaron el tratamiento con las medidas necesarias.

Por lo que denunciaron a la clínica Skin Piel Wellness Center ante la Fiscalía de Jalisco, por homicidio culposo.

Lee también: Golpe de calor, un peligro latente en la pretemporada de la NFL

La clínica contrató a Odalis para promover su marca y el tratamiento. Por ello, Odalis publicó un anuncio en sus historias de Instagram, donde se explica brevemente cómo funciona y posteriormente publicar los resultados en sus redes. Ayer publicó un último video en vivo y minutos después de ingresar al tratamiento, se notificó de su muerte.

Odalis Santos

Detallaron que Odalis fue ingresada a un área donde la atendió una persona que no es anestesiólogo certificado le colocó una dosis incorrecta de anestesia, lo cual le provocó un paro cardiaco. Personal de la clínica intentó reanimarla manualmente porque la clínica no tenía equipo de resucitación.

Además, ante la emergencia no llamaron a los Servicios Médicos de Urgencias ni notificaron a las autoridades. Por lo que al saber cómo ocurrió la tragedia levantaron una denuncia. La Fiscalía recogió el cuerpo y hará una necropsia para determinar las causas de su muerte.

Negligencia médica

Se denomina negligencia médica cuando un diagnóstico o tratamiento para un padecimiento se aplica de manera errónea o no respeta los protocolos establecidos y provocan un daño en el paciente, ya sea que no corrigen el problema que intentaban tratar o provocan un problema mayor, incluso la muerte.

Si se cumplen estas condiciones en un tratamiento, el médico o sus asistentes pueden someterse a un proceso penal para evaluar si el daño se debe a una mala práctica médica o no cumplir con un protocolo consensado por la comunidad médica.

En el caso que la autoridad determine que el médico o tratante son responsables de negligencia médica, puede ir a prisión, además de reparar económicamente el daño causado. Entre ellos, hay conceptos como daño moral y perjuicio, es decir, por el daño psicológico que deriva al resultado del tratamiento y las ganancias futuras que la víctima perderá a consecuencia del procedimiento erróneo.

Por ejemplo, en el deporte mundial trascendió el caso de la joven gimnasta española, Desirée Vila. A los 16 años tenía una prometedora carrera como gimnasta acrobática en su país. El 26 de febrero de 2015, durante un entrenamiento se lesionó tras una caída.

Tras un primer diagnóstico en un hospital tuvo que internarse en un segundo centro médico para atenderse de una fractura de tibia y peroné. Hasta el 2 de marzo la trasladaron por tercera vez, pero en este hospital el doctor determinó que no podría recuperar la zona afectada por lo que dos días después amputó su pierna.

Te puede interesar: Estrés descontrolado, lesiones y bajo rendimiento en el deporte

La autoridad española acusó al doctor Pedro Larrauri de retrasar el diagnóstico y de diferentes actos de negligencia. En marzo de 2017, el médico recibió una sentencia de dos años de cárcel y cuatro años de inhabilitación profesional. Además de pagar una indemnización de 2 millones 154 mil 684 euros.

Un millón sería para pagar las prótesis (normales y deportivas) de la atleta a lo largo de su vida. Desiré indicó que deseaba continuar su carrera atlética, ahora como atleta paralímpica.

Dos años después, la multa se redujo a 9 mil euros porque el médico era responsable de una parte del tratamiento inadecuado. Esto, aun cuando la tardanza provocó que se agravara la lesión vascular que dejó como única alternativa la amputación. De otra forma, corría riesgo su vida.

En caso de atletas amateur o que realizan deporte de manera recreativa, pueden recibir una indemnización por negligencia cuando se acredita que era una actividad muy importante para ella. Por ejemplo, señalando cuánto tiempo dedicaba, el dinero invertido en material deportivo y la indemnización se establece por un posible daño moral.


0 comment

Noticias Relacionadas