2021, el año en que los bateadores de Grandes Ligas vivieron un infierno

by Ivan Pérez

No es la era de los bateadores en Grandes Ligas. Este año cerró como el quinto peor en promedio de bateo en la historia de Las Mayores

Entre los 10 contratos más valiosos de los jugadores de las Grandes Ligas, solo dos son para pitchers. El número uno es para Mike Trout de los Angels de Anaheim. Firmó por 12 años por 426.5 millones de dólares (MDD). El segundo es para Mookie Betts de los Dodgers de Los Ángeles (365 MDD) y Francisco Lindor es el tercero con los Mets de Nueva York (341 MDD).

Y aunque los mejores acuerdos son para jugadores de campo, no es la era de los bateadores. Al menos no en las últimas dos temporadas. Es más, si las cifras se mantienen este año será el quinto con peor registro entre todas las temporadas en la historia de las Grandes Ligas.

El promedio de bateo es, hasta el momento (25 de septiembre), de .243, la misma cifra que tuvo la campaña de 1884. La campaña del 2020 ocupa la décima peor marca (.245) empatado con otras tres más.

Los peores años para el bateo de las MLB

PosiciónAñoPromedio
11968.237
21888.239
21908.239
41967.242
52021.243
51884.243
71885.244
71909.244
71972.244
102020.245
101880.245
101892.245
101907.245
Fuente: Baseball Reference. Datos hasta el 25 de septiembre

Es más, en algún momento del año los números estuvieron apenas por arriba de 1968 que ha sido la peor en la MLB. Hace unos meses VAR Deportivo documentó por qué los bateadores no tenían buenos números. Especialistas de The Ringer, Fox Sports y Sports Illustrated han tratado de documentar qué ocurre.

  1. La evolución de los datos y el estudio de los pitchers
  2. Los cambios que ha sufrido la pelota Rowling que beneficia por ciertas características a los pitchers
  3. Las ofensivas (en general) no están todavía en su máximo nivel competitivo

Además de que es una de las peores temporadas para los bateadores, casi como consecuencia es una de las más malas en hits conectados. La 2020 es la quinta peor (8.04) y la 2021 la siete (8.12).

Cardenales de San Luis y su racha rompemarcas

Otra marca que documenta esta crisis y la buena temporada para el pitcheo en general es la de los partidos sin hit. En 2021 han ocurrido en nueve ocasiones, la máxima cifra en las Grandes Ligas en la historia, superando el dato de 1884 cuando hubo ocho no-hitters.

Y bueno, hay otro detalle que también ha perjudicado a los bateadores. Sports Illustrated lo llamó: “Los nuevos esteroides”, que no es más que manipular las bolas de beisbol con sustancias para que sea complicado a los bateadores conectar al momento de golpear con el bat.

“Los pitchers serán expulsados y recibirán suspensiones de 10 partidos si usan sustancias ilegales para manipular las pelotas, como parte de un reforzamiento de las reglas de las Grandes Ligas a partir del 21 de junio. La oficina del comisionado, en respuesta a un incremento récord de los ponches y los peores registros ofensivos en más de medio siglo, anunció el martes que los umpires tanto en las mayores como en las ligas menores empezarán a monitorear con frecuencia a todos los lanzadores”, detalló una nota de la agencia AP.

Julio Urías: la rutina del aprendizaje

Desde hace meses las Grandes Ligas realizaron una investigación para conocer este problema más a fondo y detectaron pelotas con marcas más oscuras y que eran más pegajosas al ser tocadas.

Pelotas pegajosas, más estudio de los pitchers para conocer a los bateadores, cambios en la pelota. Todos se conjugan para tener una de las campañas con peores registros de batazos de todos los tiempos, eso también es una realidad.


0 comment

Noticias Relacionadas