Los 4 Reyes del boxeo: Leonard, Hearns, Hagler y Durán

by Ketzer

Cuatro peleadores de gran calidad, que coleccionaron cinturones y tuvieron la fortuna de medirse entre ellos en varias ocasiones, por lo que es difícil determinar cuál de ellos fue el mejor

La década de los 80 fue un semillero de peleadores destacados en todo el mundo, donde destacaron cuatro peleadores de gran calidad, que coleccionaron cinturones y se midieron entre ellos en varias ocasiones, por lo que es difícil determinar cuál fue el mejor. Ffueron llamados: “los 4 Reyes del boxeo”: Sugar Ray Leonard, Thomas Hearns “La Cobra de Detroit”, Marvin “Marvelous” Hagler y Roberto “Manos de Piedra” Durán.

Palmarés

Leonard.  Record, 36-3-1, 25KO. Primer estadounidense en ganar títulos en 5 categorías diferentes: welter, medio, supermedio y semicompleto. Considerado uno de los más ganadores y populares boxeadores de todos los tiempos.

Hearns.  Record, 61-5-1, 48 KO. Fue campeón mundial en peso welter, superwelter, mediano, súper mediano, semicompleto y crucero. Obtuvo títulos en cinco divisiones y ganó campeonatos en siete ocasiones.

Durán: Record, 103-16, 70 KO. Considerado el mejor peso ligero de todos los tiempos.  Primer latinoamericano en ganar cuatro campeonatos mundiales.

Hagler: 62-3-2, 52 KO. Fue campeón mundial medio durante siete años consecutivos. Se retiró a los 32 años de edad y nunca fue noqueado.

Puedes leer: Black Lives Matter, México ’68 y otras protestas deportivas antirracismo

Los 4 Reyes del boxeo, todos contra todos

Duran vs Leonard I. 20 de julio de 1980

Para esta pelea, Durán renunció a sus títulos de peso ligero y decidió subir a welter, donde ganó el derecho para retar a Leonard por su cinturón del CMB, en la ciudad de Montreal, Canadá. Sugar estaba invicto en 27 peleas. Durán ganó por decisión unánime.

En su biopic, Durán confesó que durante la preparación fue al hotel donde se encontraba Leonard y en su cara insultó a su esposa, lo que enfureció a Leonard y provocó que se saliera de su estilo elusivo para enfrentar cuerpo a cuerpo a Leonard. Al final de la pelea, Durán ni siquiera quiso dar la mano a su rival, quien se acercó a felicitarlo.

Durán vs Leonard II, “No más”. 25 de noviembre de 1980

Leonard solicitó la revancha inmediata, mientras Durán se dedicó a festejar, por lo que subió 18 kilos de peso. En la cinta, Durán relata que aceptó firmar la revancha en una noche de juerga y que de hecho no quería pelear, porque estaba cansado de entrenar. Al verse obligado por su representante, Durán tuvo poco tiempo para dar el peso, por lo que llegó fundido a la pelea.

Ya frente a frente, Leonard retomó su estilo elusivo y se dedicó a esquivar todos los intentos de Durán, quien lucía fatigado y lento. Mientras Sugar se burlaba de él, en cada momento. Para el octavo round, Durán se rindió, dio la espalda y simplemente dijo “No más” y abandonó la pelea, dándole el triunfo al estadounidense, quien recuperó su título. Durán quedó marcado por esa frase el resto de su carrera.

Hearns vs Leonard I. 16 de septiembre 1981

En una pelea unificatoria, Hearns  llegó como campeón welter de la AMB, para disputar el título ante Leonard. En una pelea muy pareja, Hearns iba al frente para el último tercio de la pelea, incluso logró un corte en la cara de Leonard.

A la mitad del round 13 Leonard atacó furiosamente y logró dañar a su rival, quien comenzó a tambalearse, con una andanada y logró derribarlo en tres ocasiones.

Al siguiente round, Leonard continuó el ataque y cuando se sintió vencedor, levantó los brazos en señal de victoria y soltó 25 golpes sin respuesta, hasta que el referee detuvo la pelea, pues Hearns estaba noqueado de pie.

Duran vs Hagler. 10 de noviembre de 1983

Luego de su humillante derrota ante Leonard, Durán buscaba recuperar su nombre y aceptó una complicada pelea ante uno de los mejores peleadores en la historia del boxeo, quien entonces defendía el título mediano del CMB.

Incluso, la bolsa fue completamente en favor de “Marvelous” Hagler, quien obtuvo cinco millones de dólares, contra 1.5 millones para el panameño.

La pelea fue dura, sin momentos espectaculares y, aunque Hagler parecía dominar, ganó con una decisión dividida, en la que las dos tarjetas que lo vieron ganador le dieron ventaja solo por un punto. Durán sería considerado el rival más difícil en la carrera de Hagler, pues fue la primera vez que alguien lo resistía toda la distancia.

Durán vs Hearns. 15 de junio de 1984

Una pelea que en el papel lucía sumamente pareja, al final terminó en un espectacular nocaut en favor de Hearns en apenas dos rounds.

“La Cobra de Detroit”, fiel a su estilo, salió con una poderosa ofensiva desde el primer episodio  y aprovechó sus largos brazos para conectar a “Manos de Piedra” y logró derribarlo en dos ocasiones.

Para el segundo Round, Hearns culminó la obra, con un potente gancho de derecha a la quijada que terminó con la pelea, a penas al primer minuto del asalto.

Hagler vs Hearns,“La pelea de la década». 15 de abril de 1985

Una de las peleas más espectaculares en la historia del boxeo. El evento se denominó: “The Fight”  y se trató de un encuentro unificatorio en el peso mediano del CMB. Hagler realizaba la defensa 11 de sus cinturones CMB, AMB y The Ring, mientras Hearns llegaba como campeón del FIB, con tres defensas exitosas.

Además de ser considerada la mejor pelea de la década, aun cuando solo duró tres asaltos, y este último también es considerado el mejor de la historia.

En el primer round, ambos salieron con intención de noquear. Cada golpe era con gran potencia y bien ubicados. Dentro de la paridad, Hearns sacaba la mejor parte con sus largos brazos y al final del asalto provocó una cortada seria en la ceja derecha de su rival. Sin embargo, Hagler conectó golpes de gran potencia también.

Un determinante de la pelea fue que en ese asalto, Hearns se rompió uno de los huesos de la mano derecha, aunque no dejó de golpear.

Hagler comenzó a hacer daño a su rival y con potentes ganchos lo puso en malas condiciones hacia el final del segundo asalto.

En el tercer round, el referee hizo una pausa para que el doctor revisara el corte de Hagler, pues sangraba profusamente. Cuando parecía que le detendrían la pelea,  logró conectar a Hearns con una larga derecha  y finalmente lo derribó, de manera espectacular, para concretar el sorpresivo nocaut.

Leonard vs Hagler, “La polémica”. 6 de abril de 1987

Leonard subió al ring luego de más de cinco años de retiro por un desprendimiento en la retina, mientras que Hagler se encontraba en plenitud. Sin embargo, Leonard logró apretar la pelea con su estilo elusivo, por lo que no fue conectado de manera importante por los poderosos golpes de su rival.

Al final, Hagler lucía más entero físicamente y parecía que se llevaría el triunfo. Sin embargo los jueces vieron ganador a Leonard. Al final “Marvelous”  dijo a Sugar Ray: “Tú y todo el mundo vieron que yo fui mejor” y su decepción fue tal, que decidió retirarse definitivamente, como el primero de los 4 Reyes del boxeo que se despidió.

Leonard vs Hearns II. 12 de junio de 1989

En esta pelea se disputó el título supermediano del CMB, en poder de Leonard, mientras que Hearns sentía un profundo dolor por su derrota en su primer duelo.

Hearns dominó al inicio y logró derribar a Leonard, pero perdió potencia y Leonard logró emparejar la pelea, pero al final, el veredicto de los jueces fue un polémico empate con el que Leonard conservaba su cinturón.

Leonard vs Durán III, «Una más». 7 de diciembre de 1989

Durán decidió quitarse el estigma de la humillante derrota del “No más” y peleó con el corazón en busca de una segunda victoria ante su gran rival, en una pelea que fue denominada «Una más».

Así, logró derribar a Leonard en el tercer round y le provocó varias cortaduras en el rostro pero nuevamente el estadounidense obtuvo una polémica victoria por decisión unánime, culminando así los enfrentamientos entre los 4 Reyes del boxeo.


0 comment

Noticias Relacionadas