Los datos: cada vez se ve menos el Super Bowl en México

by Ivan Pérez

Es un hecho, el Super Bowl genera expectativas en México. No hay debate. Pero los datos también dicen otra cosa: cada año se ve menos. La audiencia ha decaído considerablemente entre el 2015 y 2020.

Según cifras que ha compartido la oficina de la NFL en México, en el país hay al menos 31 millones de aficionados de la liga. Es uno de los dos países fuera de EU que más pasión genera, tiene más seguidores, consumen más sus juegos -como el Super Bowl- y desde el 2016 se disputa regularmente un partido de temporada regular en el Estadio Azteca. Hasta ahí todo ok.

Pero algo sucedió porque desde el 2015 los números han venido a la baja en la televisión mexicana. El Super Bowl que disputaron ese año los New England Patriots y Seattle Seahawks tuvo 15.5 millones de televidentes en México, siendo el punto más alto entre 2010 y 2020. 

Luego vienen los números a la baja. Y el punto más relevante llegó el año pasado cuando los Chiefs se enfrentaron a los San Francisco 49ers. Solo 12 millones de personas lo observaron por los diferentes canales que se transmiten de acuerdo con cifras de Nielsen, HR Ratings y Statista.

Lo sabemos, cada quien mide y toma los números desde donde les apetezca. Entre 2010 y 2020 casi 150 millones de personas vieron el Super Bowl en México. También es verdad que ningún otro evento deportivo -después del Mundial de Futbol y finales de la Liga MX- se ve tanto como la definición del título de la NFL.

Resulta relevante decir que entre 2015 y 2020 casi 3.5 millones de personas dejaron de ver el evento. Entre 2010 al 2015 el promedio de audiencia del Super Bowl fue de 14.2 millones de televidentes y el ciclo 2016 a 2020 fue de 12.7 millones.

¿Qué están haciendo las televisoras nacionales e internacionales, cómo es su producto televisivo?

Mauricio Cabrera, CEO de Story Baker, una consultora de medios de comunicación y generación de contenido, comenta que es un producto que no ha cambiado con el paso de los años, que se fundamentan las transmisiones con personas capacitadas y expertas en el juego:

“Lo que sí echo de menos es que exista algún tipo de innovación. Lo más que podemos considerar como innovación era el ridículo que hacían los medios deportivos mexicanos en las conferencias de prensa porque disfrazaban reporteros y reporteras. No me refiero a esa clase de innovación, sino a algo que realmente ayudara a refrescar el discurso de la NFL en el país”.

Lo que comenta Mauricio Cabrera no es que las televisoras no inviertan, al contrario, cada año lo hacen. Jorge Badillo Nieto, consultor en comunicación y mercadotecnia deportiva, “por ejemplo en el caso de Televisa y Azteca nos deja ver que el Super Bowl es un sumamente valioso dentro de su agenda e implica una importante inversión que desde luego conlleva todo un despliegue tecnológico y humano”.

Este año no fue fácil en términos económicos por la pandemia de la COVID-19. Por ejemplo TV Azteca decidió no transmitir la temporada por un tema de costos aunque sí emitirá la señal del partido de este domingo. Además se podrá ver por Fox Sports, ESPN y Televisa (Canal 5).

“En términos generales la transmisión del Super Bowl en México se ha conformado por hacer lo mismo de siempre y eso tiene sus cosas buenas como por ejemplo cronistas icónicos apegados al deporte y conocimiento a diferencia del futbol donde hay polémica ficticia y creación de personajes. Eso ayuda a la fidelidad, pero no hay productos diferentes más que las recetas más comunes” comenta Mauricio Cabrera. Y es un discurso que también sustenta Badillo Nieto, “si nos basamos con todas las cadenas que se transmiten en México, todos tienen casi las mismas armas y argumentos. Básicamente lo que consumimos es lo mismo”.

¿Esto puede ser el motivo de la reducción de audiencias?

Puede ser uno de ellos, pero también habría que poner la popularidad de los equipos que disputan el Super Bowl, la diversidad de opciones de entretenimiento que existen como las OTT’s.

El CEO de Story Baker dice que las transmisiones cumplen con un “público de una generación adulta, pero no para todas o nuevas audiencias”. 

Jorge Badillo Nieto dice que para las televisoras en México, el Super Bowl representa un “elemento más de competencia”. Ver menos el Super Bowl es una tendencia que se repite en los Estados Unidos. En 2015 tuvieron su punto más alto desde 1990 en la televisión: 114.4 millones de personas… para 2020 lo miraron 100 millones. Por eso -como lo documentamos en VAR Deportivo- la NFL ya se está enfocando a conquistar a la Generación Z, que desde hace tiempo -dicen las encuestas- no tiene a la liga entre sus primeras opciones de entretenimiento.

Antes del 2019 y 2020, la última ocasión que el Super Bowl tuvo menos de 100 millones de televidentes -según datos de Nielsen y Sportcal- había sido en 2009, hace 12 años.

Contenidos poco atractivos para los ‘no fans de hueso colorado’, fórmulas tradicionales, escasa innovación en las ideas. Estos son algunos motivos que hacen al Super Bowl en México tener transmisiones similares en todos los espacios donde se emite la señal. 

Eso sí, para los que aman al deporte el nivel de los comentaristas, de los analistas además de la participación de ex jugadores lo hace un contenido valioso para los verdaderos fans, lo cual es sumamente importante.

Podría interesarte: Pat Mahomes, el prototipo del perfecto quarterback


0 comment

Noticias Relacionadas