Hugo Sánchez o Rafa Márquez, en datos ¿quién es mejor?

by Ketzer

Si bien los números de Rafa Márquez son mejores que los de Hugo Sánchez, el «Penta» conquistó el futbol español con su personalidad y su ética de trabajo

Cada vez que se abre el debate sobre si Hugo Sánchez es el mejor futbolista mexicano de todos los tiempos, Rafael Márquez se deslinda y reconoce que no hay otro que el “Pentapichichi”.

Las dos ocasiones más recientes que esto ocurrió, la respuesta fue la misma. En marzo del año pasado, el empresario Arturo Elías Ayub cuestionó al zamorano: «No me gustan las comparaciones porque tiene mucho mérito toda la gente que quiere poner el nombre de México en alto. Ganar cinco pichichis y estar en equipos como el Real Madrid no es fácil; pelear por ser de los mejores del mundo, y Hugo es el mejor de toda la historia de México».

La discusión se reabrió este sábado, cuando para festejar su cumpleaños 42, se realizó una encuesta en Twitter y Rafa reiteró:

El gremio del futbol coincide con Rafa Márquez, pues destacan los logros de Sánchez Márquez en una época en que el futbol mexicano no existía y triunfó con el mejor equipo del siglo XX, de acuerdo con la Federación de Historia y Estadística de la FIFA (IFFHS, por sus siglas en inglés).

Lo cierto es que ambos tienen méritos suficientes para ser considerados los mejores, sin ningún problema. El verdadero tema para el futbol mexicano es tener más jugadores con este profesionalismo, liderazgo y efectividad en el máximo nivel de exigencia.

Repasemos sus méritos para darnos una idea de lo que ambos jugadores representaron:  

Hugo Sánchez

A mediados de la década de los 70, Hugo Sánchez surgió como un ‘garbanzo de a libra’, con capacidad goleadora, atleticismo y mentalidad que ningún otro jugador mexicano había mostrado antes. La Primera División le quedó pequeña muy pronto y Europa puso los ojos en él en 1981.

De aquella época surgió la anécdota de cómo a su llegada a España la tribuna le gritaba “indio” y, con base en goles, convirtió los insultos en pañuelos blancos. Si bien su adaptación con el Atlético de Madrid tardó un año, en su tercera temporada ganó su primer título de goleo “Pichichi”.

En 1985 llegó al Real Madrid y en poco tiempo se convirtió en la gran figura de una generación de jugadores que dominó el futbol español. Por méritos como este, la IFFHS lo nombró, merecidamente, el mejor futbolista mexicano  y de la Concacaf del siglo xx. De hecho es el jugador No. 26 del mundo en dicha centuria.

En 2019 la revista inglesa FourFourTwo lo incluyó entre los 100 mejores futbolistas de la historia del fútbol, en la posición 82. Ingresó al Salón de la Fama del futbol en 2011.

Lee también: Champions League: ¿quién es favorito? Números y apuestas no coinciden

Dejó el Real Madrid tras siete temporadas, como el cuarto máximo goleador histórico del club con 208 goles, detrás de Alfredo Di Stéfano, Carlos Santillana y Ferenc Puskás. En su carrera anotó 516 goles en 883 partidos, una marca para cualquier jugador mexicano en la historia.

Hugo Sánchez dejó la Liga Española como el tercer jugador extranjero con más goles anotados, solo detrás de Lionel Messi y Cristiano Ronaldo. En la temporada 1989-90 empató la marca de 38 goles en una temporada de Telmo Zarra y prevaleció hasta 2010-11, cuando Cristiano la rompió con 41 goles.

También en ese año, Hugo obtuvo la Bota de Oro, como el máximo goleador de Europa, junto con Hristo Stoichkov y quedó fuera de las ternas por el Balón de Oro, porque en aquella época, el trofeo como mejor jugador de Europa, era solo para jugadores de este continente.

Hugo brilló en España en una época en que se le equiparaba con Diego Armando Maradona, como los mejores jugadores americanos en ese país.  Además, encabezó un movimiento para dignificar la profesión de futbolistas y hoy es una voz crítica que defiende sus derechos laborales.

Los logros de Hugol

Con sus cinco Pichichis, Hugo Sánchez es el tercer jugador que más veces ganó este trofeo, pero el único en la historia en ganarlo cuatro torneos consecutivos, sin compartirlo con alguien más.

Con los Pumas, debutó en la temporada 1976-77 y participó en el primer título del club. Para 1978-79 ya era campeón de goleo, con 26 goles. En 1980 ganó la Copa de Campeones de Concacaf  y la Copa Interamericana en 1981. En ese año ganó el segundo título de Liga y marchó a Europa.

Con el Atleti jugó 111 partidos y marcó 54 goles. Ganó un Pichichi, la Copa del Rey (1985) y un subcampeonato.

A su llegada al Real Madrid, participa en el título de la Copa UEFA (1985-86), su único título internacional y el primero ganado por algún mexicano. Consiguió Pichichi en sus primeras cuatro temporadas: 1985-‘86 (22 goles), 1986-‘87 (34 goles), 1987-‘88 (29 goles) y 1989-‘90 (38 goles).

También se convirtió en el primer mexicano en ganar una Liga en España y lo hizo en cinco ocasiones seguidas: 1985-‘86, 1986-‘87, 1987-‘88, 1988-‘89 y 1989-’90. Ganó una Copa del Rey y tres Supercopas de España. En total, obtuvo 10 títulos.

Tras su salida del Madrid, Hugo no volvió a tener logros tan importantes a nivel club, pero formó parte de la Selección Mexicana subcampeona en su primera aparición en Copa América en 1993.

Con Selección ganó el Mundial Juvenil Amateur Sub-20 y el oro panamericano, ambos en 1975.Participó en la Selección Olímpica de Montreal 197 y Jugó tres Mundiales (aunque pudieron ser cinco): Debutó en Argentina ’78, en la derrota 3-1 ante Túnez.

Te puede interesar: La otra Champions League, la de la mente

En México ’86 se esperaba que tuviera una actuación destacada, pero solo pudo marcar un gol, el único en Mundiales, ante Bélgica en la Fase de Grupos. Posteriormente falló un penalti ante Paraguay y en la definición desde los 11 pasos ante Alemania en cuartos de final, no cobró.

Ocho años después participó los 90 minutos ante Noruega en EEUU ’94, en su último partido mundialista. México quedó fuera de España ’82, al quedar fuera en la Eliminatoria y en Italia ’90, el equipo fue sancionado por la FIFA, por el tema de los “cachirules”.  

En total, Hugo disputó 58 partidos oficiales con el Tri y anotó 29 goles. Ganó la Copa de Oro de la Concacaf en 1977 y 1993.

Rafael Márquez

El joven zamorano se convirtió en uno de los bastiones del Barcelona que lo ganó todo en la mejor generación de su historia. Es el primer y único mexicano en ganar la Champions League en dos ocasiones 2005-06 y 2008-09. También es el único en ganar torneos de Liga en tres países diferentes: Francia, España y México.

Además de sus éxitos en clubes, Rafa se convirtió en capitán y líder de la Selección Mexicana en cinco Mundiales, siempre con un gran nivel e incluso con más goles que Hugo Sánchez.

Tiene marcas de más partidos disputados en un Mundial (19), ser capitán en cuatro Mundiales, el único defensa en anotar en tres diferentes ediciones y pertenece al grupo de cuatro jugadores que jugaron en cinco mundiales, junto con Antonio Carbajal, Lothar Matthaus y Gianluigi Buffon.

Además: Milán: la era Sacchi, la caída, ¿la reconstrucción?

Pese a ser propenso a lesiones, Rafa Márquez era titular indiscutible en el mejor Barcelona de la historia y consiguió la Champions League, algo que el Real Madrid de Hugo Sánchez no pudo. Con Selección, Rafa perdió la cabeza y se hizo expulsar en los octavos de final de Corea-Japón 2002. Pero a partir de ese momento, tuvo peso específico a lo largo de los años, hasta Rusia 2018, donde participó en la victoria histórica ante Alemania en fase de grupos.

Igual que Hugo, Rafa también sacó la cara por su gremio, en busca de mejoras laborales y encabezó un buen tiempo el sindicato de futbolistas mexicanos.

Los logros del “Káiser”

Debutó en la Primera División de México en 1996. En el Verano de 1999 perdió su primera final con el Atlas y tras la Copa América Paraguay 1999, con 20 años, se unió al AS Mónaco de la Liga Francesa, donde ganó su primer título de Liga. La Ligue 1 lo incluyó en el equipo ideal de la temporada. En el 2003 ganó la Copa de la Liga y la Supercopa de Francia. Desde entonces, se le consideró entre los mejores centrales de Europa.

En ese año llegó al Barcelona. Un año después ya era titular y ganó su primera de cuatro Ligas, así como tres Supercopas y una copa del Rey. A nivel internacional, además de las dos Champions, conquistó una Supercopa de Europa y un Mundial de Clubes.

En 2008-’09, el Barcelona lo ganó todo: Liga, Copa del Rey, Supercopa Española, Champions League, Supercopa de Europa y Mundial de Clubes. Un año después, tras siete temporadas como jugador blaugrana, dejó al equipo como el octavo extranjero con más partidos jugados con el club, igualado con Rivaldo.

Pero su carrera estaba lejos de terminar. Tras un paso triste con el NY Red Bull de la MLS, Rafa regresó a México con el León en 2013 y su carrera resurgió. Como capitán del equipo, ganó un bicampeonato: Apertura 2013-Clausura 2014. Volvió al Tri como capitán para Brasil 2014 y posteriormente, migró al Hellas Verona de la Serie A.

Con Selección, Rafa se retiró como el tercer futbolista con más partidos disputados con 148 y ganó las copas Confederaciones 1999 y Oro en 2003 y 2011. También estuvo en el equipo subcampeón de América en Colombia 2001.

En contexto

Al final, la conclusión es la misma, si bien los números de Rafa Márquez son mejores que los de Hugo Sánchez, se dieron en un futbol globalizado y mejor organizado, que le permitió llegar más fácilmente a Europa y ganar más torneos.  Pero la labor de Hugo Sánchez, como un completo desconocido que conquistó el futbol español, así como su personalidad y su ética de trabajo, ayudaron a que los jugadores que surgieron después de él tuvieran un camino a seguir.

Cualquiera que elijamos, es una decisión válida.


0 comment

Noticias Relacionadas