Las mascotas que ya ganaron un lugar en las Grandes Ligas

by Ketzer

Entre las primeras mascotas utilizadas para animar a un equipo de las Grandes Ligas fue Mr. Met, creado en 1962 para apoyar a los Mets de Nueva York

El béisbol es uno de los deportes más tradicionales de EEUU Su esencia está cimentada en sus tradiciones, que datan de una historia cercana a los 150 años. Con el tiempo, se le han agregado otros elementos que se han integrado a su folklor. Las mascotas de los equipos, son uno de estos ejemplos, nacieron en los años 60 y en algunos casos se han convertido en parte importante de un juego de pelota, pero también otros resultaron en rotundos fracasos.

Pese a todo, enriquecen el juego de pelota, ya sea durante las pausas pero también han intervenido en ellos, provocando a los equipos visitantes, haciendo importantes aportaciones a las Grandes Ligas.

El origen de las mascotas

El primer personaje utilizado para animar a un equipo de las Grandes Ligas fue Mr. Met, creado en 1962 para apoyar a los Mets de Nueva York. Se trata de una figura sencilla: un jugador de béisbol con una pelota en la cabeza ha aparecido en algunos comerciales y llegó hasta el Salón de la Fama de las Mascotas en el 2007 y el 30 de abril de 2012, la revista Forbes la nombró la mascota número uno de todos los deportes.

Originalmente, el personaje solo se imprimía en los programas de los partidos, y otra memorabilia de los Mets, pero en 1964, el equipo se mudó al estadio Shea y para celebrar el acontecimiento se creó una figura real, interpretada por un trabajador de la taquilla. Pese a que ha sido un personaje emblemático para el equipo, no fue utilizado entre 1976 y 1994. Pero actualmente interactúa con los fanáticos a lo largo de los partidos.

Otros dos personajes exitosos son El Pollo de San Diego de los Padres, surgido en 1977 y el Phillie Phanatic un año después. Nacieron en una época en que las mascotas se extendieron a todas las franquicias de la MLB, aunque actualmente Dodgers, Yankees ni Angels cuentan con una.

Mientras que al Salón de la Fama de las Mascotas ya accedieron, además de Mr. Met, Sluggerrr de los Royals de Kansas City; San Diego Chicken,  Phillie Phanatic, Oriole Bird de los Orioles de Baltimore y Slider de los Indians de Cleveland.

Los personajes fallidos

Una de las mascotas que no lograron el gusto de la afición fue Dandy, creado para animar a los Yankees de Nueva York entre 1979 y 1981. Tenía una forma parecida a la de un ave con el elegante uniforme a rayas de los Bombarderos del Bronx, mientras que su gorra giraba. Tenía cabello rojo y un vistoso bigote. Pero en realidad, este personaje nunca logró conectar con el público y así como apareció de repente en Yankee Stadium fue enviado a la bodega.  

Se dice que incluso el dueño del equipo, George Steinbrenner, nunca estuvo del todo de acuerdo con su utilización y años después de desaparecer no tenía ningún recuerdo de Dandy.

Dandy mascota de los Yankees

Otra mascota descontinuada y que actualmente hubiera resultado un personaje polémico fue el Jefe Noc-A-Homa de los Braves de Atlanta. En los años 60 surgió, cuando un fanático, Levi Walker,  acudió al estadio vestido con un traje de nativo americano y colocó su “tipi” en las tribunas de los jardines del estadio del Condado de Fulton. Entonces bailaba o encendía bombas de humo cuando el equipo  anotaba alguna carrera.

En partidos importantes, la tienda se retiraba para dar cabida a más asientos. El equipo adoptó el personaje hasta 1986, cuando una disputa por el pago del personaje rompió la relación y el Jefe desapareció. Atlanta tuvo una nueva mascota, Blooper, hasta 2018.

Te puede interesar: La tecnología detrás de las pelotas y bates de beisbol

Otro gran fracaso ocurrió en 1980 con los Indians de Cleveland, que a lo largo del siglo pasado tuvieron el exitoso logo del Jefe Wahoo, pero que crearon una mascota que tuvo poca fortuna: The Basseball Bug.

La botarga tenía la forma de un insecto rojo, con una larga nariz. Del interior de la gorra de béisbol salían sus ojos y unas feas antenas. Aparentemente era una mariquita que daría buena suerte al equipo, pero en realidad al ser una creación bastante extraña tuvo poca fortuna y desapareció para la siguiente temporada.

Creaciones de impacto

El Phille Phanatic es un personaje reconocido incluso fuera del mundo del béisbol, principalmente por la persona que le da vida en su interior y que le hace interactuar con el público en Philadelphia. Surgió en 1978 a raíz del éxito del Famous Chicken o Pollo de San Diego en la empresa Acme Mascot, que tenía relaciones con los Muppets de Jim Henson.

Se trata de una gran ave que no puede volar, originaria de las Islas Galápagos. Tiene una lengua extensible, similar a la de un colibrí. Desde 1984 el personaje tiene un acuerdo con la franquicia para ser su mascota de por vida. También ha sido considerada la Mejor Mascota de todos los Tiempos, en la revista Sports Illustrated Kids e incluso tiene su propia tienda de memorabilia en el interior del Citizens Bank Park, actual casa de los Phillies.

En cuanto al Pollo, se encuentra entre los 100 personajes más emblemáticos del deporte en el siglo XX. Originalmente surgió como parte de una campaña publicitaria y estaba a cargo de un chico de la universidad disfrazado de pollo, en 1974 que trabajaba en el zoológico de San Diego y regalaba huevos de Pascua, por dos dólares la hora.

Lee también: Robots, comida a domicilio; así innova MLB ante la Covid

Posteriormente participó en los partidos de los Padres, donde eventualmente creó su propio show antes, durante y después de los partidos. Pero también participó en los partidos de los Clippers de San Diego, hasta que se mudaron a Los Angeles o en un concierto de Elvis Presley en la San Diego Sports Arena. “El Rey”, detuvo su interpretación para dejarlo actuar. En 1979 se unió formalmente a la franquicia de los Padres e hizo su aparición en el estadio, saliendo de un huevo.

Otro personaje que rompió el cascarón en un parque de pelota es Dinger, un triceratops púrpura que anima en el Coors Field, casa de los Rockies de Colorado. Este personaje surgió porque durante la la excavación para edificar el inmueble, se encontraron algunos huesos fósiles de dinosaurio. El personaje salió de su huevo el 16 de abril de 1994 en pleno diamante, del estadio de Denver.

Los excesos de las mascotas

En su afán de divertir, las mascotas tienen problemas con los integrantes de los equipos rivales, al grado de salir expulsadas de los partidos. Uno de los involucrados fue el Famous Chicken en un partido entre Yankees y Mariners, celebrado en Seattle.

La mascota de los Padres era un invitado al juego y en su rutina, se le ocurrió mover las manos como si lanzara un hechizo contra el pitcher de los Yankees, Ron Guidry. Esto molestó al catcher, Lou Piniella, quien le lanzó la mascota en la cara y lo persiguió para que dejara en paz a su compañero.

Algo similar ocurrió con el desaparecido Youppi!, mascota de los Expos, en un partido que se extendió a 22 entradas ante los Dodgers en el Estadio Olímpico de Montreal. En la undécima entrada el personaje colocó una almohada y se acostó sobre el techo del dogout del equipo angelino. Esto molestó al manager Tom Lasorda, quien pidió al umpire que expulsara a la botarga.

Lo curioso con este personaje es que cuando los Expos se mudaron a Washington y se convirtieron en los Nationals, Youppi! los Canadians de la NHL lo adoptaron, debido a que se convirtió en un personaje importante para la ciudad de Montreal.

Ganancias

De acuerdo con el Sports Business Journal, una mascota reconocida en la Major League Basseball (MLB) puede ganar entre 50 mil  y  70 mil dólares por temporada. También trabajan para eventos privados, con tarifas que van de 250 a 600 dólares por hora.

Los personajes más cotizados son los que pertenecen al Salón de la Fama, como el Phillie Phanatic, Mr. Met o Wally el Monstruo Verde de los Red Sox de Boston.

Debido al éxito que mal que bien han logrado estos personajes para animar los partidos de las Grandes Ligas, las mascotas se han extendido al resto de las ligas deportivas, profesionales y estudiantiles en EEUU y otros países del mundo e incluso participan en sus propios eventos, como las competencias entre mascotas u otros espectáculos, por lo que su futuro parece garantizado para los próximos años.


0 comment

Noticias Relacionadas