Huracán Ramírez, pionero entre los luchadores mediáticos

by Ketzer

Uno de los personajes más importantes de la lucha libre mexicana, surgió a partir de la película «Huracán Ramírez» de 1952 y un año después fue personificado por Daniel García

El 9 de abril de 1926 nació en la colonia Morelos de la Ciudad de México, Daniel García Arteaga, quien encarnó el personaje de Huracán Ramírez, uno de los ídolos más espectaculares y mediáticos de los inicios de la lucha libre mexicana.

El personaje del Huracán surgió en el ring, pero de las películas de la época de oro del cine mexicano, creado por Joselito Rodríguez, hermano del cineasta Ismael Rodríguez. Sería interpretado por luchadores profesionales y por el actor David Silva al quitarse la máscara. Pero este fue en realidad el primer luchador creado en el cine que saltó a la vida real, algo similar a lo que ocurrió con Mil Máscaras, décadas después.

El género de estas películas era una mezcla de cine fantástico, policíaco y de horror. Esta cinta se convirtió en una de las pioneras en el cine de luchadores, incluso previa a la aparición de El Santo, en 1958, considerado el gran protagonista del cine de luchadores.

En los cuadriláteros mexicanos, no existió un Huracán Ramírez, hasta después de la película homónima que dio pie a que el joven Daniel García, encarnara al personaje, un año después.

La cinta resultó muy parecida a la vida Daniel García: un joven, hijo de un luchador, deseaba seguir los pasos de su padre pero este se resistía a que lo hiciera, por lo que se enfunda una máscara para luchar como incógnito. En la historia, el personaje es encarnado por la Tonina Jackson.  El Huracán fue interpretado en las escenas de lucha por el español Eduardo Bonada y por Arturo, hermano del mismo Daniel, quien participó con su personaje previo del Buitre Blanco.

El surgimiento del Huracán Ramírez real

El joven Daniel García debutó con el personaje del Buitre Blanco en 1941, con 15 años de edad. También luchó como Chico García y en 1953 adquirió el personaje que le dio fama el resto de su vida. Pertenecía a una familia de luchadores. Sus tres hermanos mayores se dedicaban a esta profesión: La Pantera Roja, Rudy García y El Demonio Rojo.

En alguna entrevista recordó su infancia como llena de satisfacciones, pero en un ambiente de pobreza. En su niñez, su familia migró a EEUU donde realizó sus estudios, aprendió el idioma y ganó un concurso de patinaje, además practicó el hockey. También conoció la lucha libre, cuando vio a un luchado enfrentar a un oso. En la adolescencia decidió que sería gladiador, pero su familia lo desaprobó, debido a su complexión extremadamente delgada.

Practicó boxeo y aprendió lucha libre a escondidas con Chico Veloz en Cuba. Así, debutó como luchador en Colombia, enmascarado. En México se convirtió en doble de cine, entre ellos, reveló que se encontraba Germán Valdés, Tin Tan.

En este tiempo, sus hermanos se enteraron que Daniel ya luchaba y lo recomendaron con el promotor Salvador Lutteroth Jr., propietario de la Empresa Mexicana de Lucha Libre (EMLL) para aparecer en la película como rival del Huracán.

Lee también: Halcón Negro Jr. Procede legalmente por acoso sexual

Tras el éxito de la cinta, se le otorgó el permiso para encarnar al personaje, pero cambió el diseño y los colores en la máscara, de negro con rojo al azul y blanco característico. Debutó en la extinta Arena México ante el Médico Asesino, en 1953.  

Pero al mismo tiempo, surgieron otros “Huracanes” interpretados por gente como Fernando Osés, Enrique Llanes, Jean Safont, Marco Antonio Carta y Rogelio de la Pez. Esto provocó que lucharan al mismo tiempo en diferentes ciudades.

Estilo y aportaciones a la lucha libre mexicana

Debido a su complexión, Huracán Ramírez destacó por su elasticidad para ejecutar evoluciones en el ring. Aunque algunos lo criticaron por no tener la técnica más pulcra o que hubiera luchadores más espectaculares que él. Sin embargo, destacó por su carisma y se convirtió en ídolo en México y países como: EEUU, Cuba, Guatemala, Panamá, Bolivia, Colombia, Ecuador, Colombia y Bolivia, donde conoció a su esposa, Euly Fernández.

También fue el primer luchador mexicano en ganar cuatro campeonatos de manera simultánea. Fue creador de la «La Huracarrana», que él había bautizado originalmente como “Huracanada” y la hizo como su llave de las grandes noches. Ganó máscaras importantes como la del Enfermero o Espanto III, además de la cabellera de El Signo en el Toreo de Cuatro Caminos en 1980. Por su plasticidad en el ring se le bautizó como el “Príncipe de Seda» y el «Hombre de las pipas».

Huracán Ramírez

Gracias a su fama, su espectacularidad  y su carrera en el cine, viajó por todo el mundo, como uno de los estandartes de la lucha libre mexicana. En Japón peleó con figuras como Antonio Inoki, una leyenda de la lucha y las artes marciales en su país. También se convirtió en el primer luchador en pelear contra un boxeador, “El Tigre Francés” en 1963 en Bogotá, Colombia.

Fue pionero de la creación del circuito independiente, tras la escisión de  Francisco Flores de la EMLL en 1974 y participó activamente en el ascenso de esta empresa UWA, que compitió con el emporio de los Lutteroth.

Te puede interesar: Perros del mal, la facción que ‘mantiene’ vivo al Hijo del Perro Aguayo

Sus rivalidades más grandes fueron con leyendas del bando rudo como: René «Copetes» Guajardo, El Bulldog, Ray Mendoza, Karloff Lagarde, Coloso Colosetti, Canek, Dr. Wagner, Fishman  e incluso, Los Brazos, Los Misioneros de la Muerte y Los Villanos, especialmente Villano III. Formó grandes duplas con  El Santo, uno de sus mejores amigos, Mil Máscaras, Blue Demon, el Solitario, el Rayo de Jalisco.

Su retiro llegó hasta 1987, acompañado de Tinieblas y el Hijo del Santo ante Los Brazos, en el Toreo de Cuatro Caminos. Tras su retiro, se convirtió en instructor de la Policía capitalina y como representante de la Comisión de Box y Lucha del Distrito Federal.

También apareció en homenajes a luchadores como el Matemático y Black Shadow, en las Arenas Coliseo y Naucalpan en 2005.

Aunque hay testimonios de que tuvo serios problemas de alcohol, que terminaron en largas juegas, dejó de beber en 1975. También fumaba mucho y usaba largas pipas que tenían pintada su máscara. Debido a los golpes de la lucha, pasó por varias cirugías de espalda, tenía cuatro hernias discales y sufría un estrechamiento del canal lumbar que lo obligaron a tomar analgésicos durante el resto de su vida. Murió el 1 de noviembre de 2006 en la Ciudad de México, por un infarto.  

Además: Atlantis vs Villano III; en datos, la mejor lucha de apuesta

“Era el mejor amigo de mi abuelo, era mi suegro, mi padrino, y siempre me trató como al hijo que nunca tuvo. Nunca olvidaré su cariño y sus consejos. Durante sus 36 años como luchador dejó un rastro inolvidable. Su ‘huracarrana’ es imitada por muchos, pero la suya fue realmente la única. Siempre me dio buenos consejos; me enseñó que hay que darlo todo al público»

Axel, nieto del Santo

La complicada sucesión del personaje

En 1962 el personaje del Huracán retornó al cine y nuevamente acompañado por David Silva y la Tonina Jackson, filmó otras cinco películas: El Misterio De Huracán Ramírez (1962), El Hijo de Huracán Ramírez (1965), La Venganza De Huracán Ramírez (1967), Huracán Ramírez y La Monjita Negra (1972) y De Sangre Chicana (1973). Pero el personaje además apareció en Torito Puños de Oro (1979), Torito de Tepito (1982) y Huracán Ramírez Contra Los Terroristas (1989).

Al final de su carrera, el Huracán Ramírez tuvo diferencias por los derechos de uso del personaje con Juan Rodríguez Mass, quien ayudó a crear el personaje para el cine. Por ello, el luchador se despojó de la máscara y reveló su incógnita tras su última lucha. Esto mermó que posibles sucesores pudieran triunfar en la lucha.  

Durante un breve tiempo, Juan Sevilla González retomó el personaje pero lo perdió ante Octagón en un triangular, en mayo de 1991. Conocido como “Huracán Sevilla”, desapareció al poco tiempo.

Después aparecieron: Pedro Macías, como el Hijo de Huracán Ramírez y Salvador Durán (Huracán Ramírez Jr., quienes hicieron una gira por el Líbano, fueron campeones de parejas y tercias junto con Ciclón Ramírez. Actualmente existe un nuevo Huracán Ramírez, que se ha mantenido en activo.

Pero en el seno de la familia García, permanece la tradición luchística: su hermano Arturo originalmente luchó como Pantera Roja y posteriormente encarnó al Catedrático, su sobrino Rodolfo personificó al Matemático y Rubén luchó como Huracán Jr. También, Axel (nieto del Santo), era su yerno.


0 comment

Noticias Relacionadas