Atlantis vs Villano III; en datos, la mejor lucha de apuesta

by Ketzer

El 17 de marzo del año 2000 se celebró la primera función de lucha libre transmitida en PPV en México, donde en un duelo inolvidable, Atlantis destapó al Villano III

Hoy hace exactamente 21 años, el 17 de marzo del año 2000, la función de “Homenaje a 2 leyendas” presentó la que para muchos expertos y aficionados de la lucha libre mexicana es la mejor pelea de apuestas de todos los tiempos: Atlantis destapando a Villano III.

El evento tuvo absolutamente de todo: técnica, drama, lances espectaculares, pasión en las tribunas.

Sin embargo, la memoria histórica de esa noche se remite al video de aquella lucha. Pero no hay muchas cifras sobre lo que representó ese combate, para entender su real dimensión, de manera estadística. Veamos algunos datos tangibles de por qué esta lucha es considerada la mejor en su tipo, por lo menos en los últimos 30 años.

Perfiles

Arturo Díaz Mendoza, nació el 21 de enero de 1953. Debutó  un 29 de enero de 1970. Es decir, al momento de la lucha, ya tenía 47 años de edad y 30 de carrera. En su carrera, ganó 22 campeonatos a lo largo de su carrera para la Comisión de Box y Lucha del Distrito Federal, AAA, CMLL, IWRG, UWA, WWA y WWC (Puerto Rico).

Además, era un ganador nato de luchas de apuestas. En total participó en 79 combates de este tipo, de las cuales (solo o en equipo), ganó las primeras 59 hasta que enfrentó a Atlantis. Coleccionó 38 máscaras, entre ellas: Los Brazos, Rambo, Pegasus Kid y Súper Astro; así como 41 cabelleras a grandes figuras como: Ray Acosta (Kung Fu), El Signo (3 veces), El Texano, Perro Aguayo, Rambo (2 veces), Brazo de Oro (2 veces), Brazo de Plata, Pirata Morgan, Máscara Año 2000 y Mano Negra.

Lee también: Pierroth y Chucho Reyes, rudazos nacidos el mismo día

Por su parte Atlantis pasó de ser una figura mediática de la Empresa Mexicana de Lucha Libre (EMLL) y posteriormente del Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL), hasta convertirse en la figura principal de la empresa y el máximo destapador de la lucha mexicana. Nació el 28 de septiembre de 1962 y debutó el 12 de junio de 1983. Llegó a la lucha con 37 años de edad y 16 de carrera.

Ha ganado 26 campeonatos para la Comisión de Box y Lucha del Distrito Federal, CMLL, LLA y MPW (Japón). En su palmarés, básicamente apostó en luchas de máscara. Solo en 1989 participó en duelo de máscaras vs cabelleras, al lado del Satánico, contra MS-1 y Tierra, Viento y Fuego. En total, posee 14 tapas, entre ellos: Talismán, Hombre Bala, Kung Fu, Mano Negra, Último Guerrero y La Sombra. La máscara de Villano III es hasta ahora, el duelo más importante en su carrera.

El entorno

Villano III básicamente se hizo una de las figuras principales de la UWA, con sede principal en el Toreo de Cuatro Caminos, que cerró en enero de 1995. De allí migró a AAA y en 1999 llegó al CMLL. Atlantis pasó toda su carrera en la empresa de la Arena México. De acuerdo con el “Ídolo de los Niños”, ambos se conocieron y lucharon juntos en muchas ocasiones, gracias a los intercambios de luchadores que había entre UWA y EMLL-CMLL.

“Cuando llegó al Consejo, la primera vez que me vio me dijo: ‘vengo por tu máscara’”, recordó el luchador tapatío. “A mí me dio risa porque era una gran figura pero ya nos conocíamos años antes”, agregó. El pique llevó a una primera lucha de apuestas en el Aniversario 66 de la Arena México en septiembre de 1999. En esa función se programó una lucha eliminatoria en relevos increíbles: Villano III y Atlantis vs Shocker y Mr. Niebla.

Atlantis vs Villano III

La pareja perdedora se enfrentaría en una siguiente lucha de máscaras. Al final Villano y Atlantis ganaron y quedaron fuera de la función, por lo que su lucha se programó para el Homenaje a 2 leyendas del año 2000, seis meses después.

La función provocó una gran expectación: un espectacular lleno en Arena, aun cuando no es la mayor entrada en la historia de la Catedral de la Lucha Libre Mexicana, pero sí provocó que el evento fuera el primer Pago Por Evento (PPV) en la historia de un evento como este.

Te puede interesar: Aníbal, figura de la época dorada de la lucha libre

Pese a que Atlantis era la figura más mediática del CMLL, el favorito en la tribuna fue “El Rey Arturo”. Cuando salió al ring y a lo largo de la lucha el grito de “Villano”, “Villano” dominaba. Incluso, al final del combate, la gente en la arena intentó indultarlo, luego del gran espectáculo que dieron ambos gladiadores.

La lucha tiene el record de mayor duración en la modalidad de apuestas, en “Homenaje a 2 leyendas”, con un tiempo de 25 minutos y 28 segundos de tiempo efectivo. Además, se pactó a una sola caída, por lo que no hubo tiempo de descanso. Por ello, la revista estadounidense Wrestling Observer Newsletter Hall of Fame (WO), la reconoció como la mejor lucha del año 2000.

Durante el combate, se presentaron 37 momentos de toque de espaldas o llaves de rendición, entre ambos luchadores: 20 por parte del Villano y 17 de Atlantis. En varios momentos ambos estuvieron a punto de rendirse o perder en el conteo, sin que hubiera intervención de terceros.

Atlantis vs Villano III

Pero además, ambos luchadores desplegaron sus mejores herramientas y presumieron su dominio de la lucha a ras de lona. Por eso vimos una llave tras otra, con una combinación de rudeza, lucha olímpica y lances espectaculares:

Al inicio de la lucha, un tope suicida del Villano provocó un choque de cabezas. Ambos resultaron cortados, pero Atlantis sufrió una fuerte hemorragia en la cabeza que mermó su condición a lo largo del combate. Posteriormente, “El Ídolo de los Niños” se recuperó y aplicó una plancha desde el poste de la tercera cuerda.

Entre las llaves que vimos hubo: Cristo, Gori Especial, Cavernaria, dos Tablas Marinas, una quebradora de a Caballo por bando, Tapatía, Campana,  Rana con puente, Cangrejo, Tirabuzón, Rana, Rana Invertida, Paquete total, Cruceta con quebradora, Huracarrana y finalmente las dos llaves de rendición especialidad de cada luchador: el Cristo Negro, por parte del Villano, que no pudo colocar correctamente y dos Atlántidas, la última de ellas que le dio el triunfo a Atlantis.

El mejor combate de la historia

“Desde semanas antes no podía dormir. Desde que firmé el contrato me dije ‘¿qué estás haciendo?’. Estaba en el vestidor preparándome para salir y estaba ido, sentía que flotaba. Cuando salí, mi mente no estaba ahí por los nervios. Cuando nos habló el referee para empezar, me temblaba todo el cuerpo”, recordó Atlantis en una entrevista por el 20 aniversario del combate.

La lucha tuvo drama de principio a fin. El choque de cabezas en el tope parecía dar una ventaja definitiva a Arturo Díaz. Ambos tenían la máscara manchada de sangre, pero la hemorragia de Atlantis era mucho más preocupante, pues escurrió por su cara, cuerpo y lona. Además, al caer en los ojos provocó un molesto ardor en los ojos. El luchador tapatío afirmó que: “el golpe resultó  tan fuerte que le dejó un fuerte zumbido y la sensación de que le estallaba la cabeza”.

Mientras eran atendidos en la tarima, por un momento parecía que Atlantis no podría continuar, lo que significaría que perdería su máscara, pues la lucha estaba pactada “sin empate ni indulto”. Sin embargo, se levantó y regresó a la lona, visiblemente afectado físicamente.

El Villano intentó aprovechar la situación y de inmediato sacó todo su arsenal de llaves de rendición. Pero una y otra vez, Atlantis resistió. “El Pantera Rosa” se enfocó en piernas y brazos, mientras el oriundo de Acatic, Jalisco, castigó la espalda, hasta que mermó la condición de su rival y, cerca del final, aplicó una primera Atlántida. Pero estaba tan cansado, que no pudo mantener el castigo y soltó a su rival.

Además: Lavolpe, Blue Demon y la violencia contra la mujer en el deporte

“Ahí sí me preocupé porque era la primera vez que alguien se me zafaba”, aseguró el año pasado. Sin embargo, Atlantis logró hacer el daño suficiente en el rival, para, segundos después volver a llevarlo a todo lo alto y rendirlo al apretar el castigo, arrodillándose en un movimiento violento.

“Yo escuché cómo le tronó la espalda”, comentó el referee de esa lucha, Rafa “El Maya”, quien de inmediato oyó el grito de “¡Ya!” de Arturo Díaz, quien ya no soportó el castigo, agudizado por todas las lesiones que tenía en esa región del cuerpo.

“Yo no quería que ninguno de los dos perdiera. Son dos grandes figuras, pero es un hecho que es la mejor lucha que yo haya visto porque tuvo de todo”, agregó el referee, quien decretó el final con un salto y se desplomó sobre la lona, embargado por la emoción de la lucha.

El drama

Mientras Atlantis gritaba emocionado, en los brazos de su second, el Rayo de Jalisco Jr. y poco pudo declarar al Dr. Alfonso Morales, el Villano se mostró triste por la derrota, pero satisfecho por el desempeño. Felicitó al vencedor, le aplaudió, agradeció a la gente y recibió en el ring a sus hermanos Villanos IV y V, así como su padre, Ray Mendoza, quien lo despojó de la máscara.

En la tribuna, continuaron las ovaciones, pero de nuevo imperó el grito de “¡Villano!”

“No me voy mal, me voy feliz, porque fue una lucha como debe ser: nadie intervino. Ahora me quito la máscara porque el público me merece mucho respeto. Atlantis me ganó esta noche, pero no es para siempre. Me ganó bien, es un gran luchador. Gracias al público porque rudo o limpio, siempre me ha apoyado y mientras lo sigan haciendo, yo voy a seguir luchando, con el corazón en la mano”, fue el mensaje del Villano III al público, justo antes de destaparse.

En la tribuna, lloraba la familia de Arturo Díaz, mientras Ray Mendoza lloraba ante el micrófono del Dr. Morales y le comentaba: “Dr. Estoy muy conmovido, gracias por el apoyo del público”.

Así concluyó la mejor lucha de apuestas en la época reciente, entre dos de las grandes figuras de la lucha libre de la época reciente.


0 comment

Noticias Relacionadas