Selección de Softbol o los mexicanos nacemos donde se nos da la gana

by Ivan Pérez

Las 15 jugadoras que lograron un año 2019 de ensueño y están en los Juegos Olímpicos, recibieron el Premio Nacional del Deporte y cada una unos 53,000 pesos.

Para 2015 Dallas Escobedo ya había sido seleccionada de los EU, campeona de la NCAA, una de las 50 mejores jugadoras de softball del país y comenzando el año decidió entrar al foro 43FT para escribir un mensaje: “Si tu hija está buscando lecciones de pitcheo, ofrezco sesiones privadas de 1 hora y 15 minutos, a solo 50 dólares”.

Selección de Softball

Dallas, en ese momento, no pensó que cuatro años más tarde estaría brincando, llorando, festejando con locura que ayudó a calificar a México por primera vez a unos Juegos Olímpicos en softbol. En 2016 seguía ofreciendo sus clases y entonces llegó a la selección. Su carrera (y su vida) cambiaron.

Hoy tiene un contrato de cinco años con el equipo Scrap Yard Fast Pitch y es coach de pitcheo en Cal State Fullerton. “Jugar para México es una de las mejores decisiones de mi vida”, le dijo a ESPN hace unos años. Nació en Glendale, Arizona.

¿Qué es un mexicano? la cantante Chabela Vargas lo dijo varias veces: “los mexicanos nacemos donde nos da la rechingada gana”.

******

El softbol en EU se transmite por televisión, al menos los torneos más importantes, pero tampoco es un deporte con el que se pueda vivir cómodamente, al menos no todas.

De acuerdo con datos de Bureau of Labor Statistics hasta el primer cuatrimestre del 2020 el salario medio mensual de un trabajador en EU eran 3,828 dólares. El grupo más bajo de las jugadoras de Softbol apenas llegan a acuerdos de 1,200 dólares mensuales, en realidad las mejores pagadas ganan 4,000 al mes según documentos de The National Professional Fastpitch League y Son Softball.

La temporada profesional es de dos o tres meses, así que los ingresos no son cuantiosos. Vivir de esto no es una gran opción.

Las 15 jugadoras que lograron un año 2019 de ensueño recibieron el Premio Nacional del Deporte y cada una (porque se reparte el total de 796,005 pesos) unos 53,000 pesos. Que en términos de salario en softbol es el pago promedio de un mes como jugadoras profesionales.

******

La mayoría de las jugadoras de la selección no nacieron en México, sus padres o abuelos sí son de aquí, pero ellas no. Son emprendedoras, han montado algunas su negocio como instructoras, dan conferencias, trabajan como asistentes en alguna Universidades, otras les ha ido mejor y tienen marcas detrás. Se ganan la vida, la buscan pues.

Más del 85% de la selección no son mexicanas de nacimiento debido al programa de detección de talento que ha montado la Federación Mexicana. Algunas no hablan español, tienen apellidos como Forbes o se llaman Chelsea.

Les gustan los huevos con tocino, el café, los sandwiches y celebraron la calificación de México a los Juegos Olímpicos con mensajes en inglés.

Son 15 mujeres que además tiene a México en un sitio privilegiado: son las número cinco del mundo. Los equipos de conjunto no son la fortaleza de nuestro deporte y estar en la élite tampoco es común.

Hoy, junto a ellas, el equipo beisbol (también quinto) son los deportes olímpicos de conjunto mejor ubicados en rankings internacionales. El futbol será noveno a final del mes.

Lee también: ¿Viejos? Estos atletas oscilan los 40 años y permanecen en la cima

Pero lo de las chicas de softball no es poca cosa. Si tuviéramos que equiparlo hay que retroceder a 1997 cuando la FIFA enlistó quinto a la Selección Mexicana y en 2005 el equipo de Ricardo Lavolpe también consiguió ese lugar por su participación en la Copa Confederaciones.

Y otra cosa, el equipo femenil de softbol, que hoy recibe el Premio Nacional del Deporte, está construido por mujeres que buscan hacer rentable su deporte. Muchas de ellas buscan ganarse la vida en su deporte y también cumplir sus sueños.

Ese es el caso de Danielle O’Toole, quien hasta hace dos años era seleccionada de los EU y recibía convocatorias constantes, hasta que no hubo más.

Selección de Softball

Pero decidió aceptar la invitación de México porque no quería que cuando tuviera 50 años le comiera el remordimiento de “qué tal si hubiera aceptado y hubiera ido a unos Juegos Olímpicos”. Y la apuesta funcionó. ¿Quiere a México? No lo sabemos, pero ambos se han favorecido con su decisión.

Danielle es una de las emprendedoras de la selección. Ella decidió trabajar su marca: da lecciones, clínicas, asesorías. Además cuenta con el patrocinio de  Marucci Fastpitch Softball, Mizuno Fastpitch USA y Athletes Unlimited Softball.

Otra de las jugadoras que aceptó la invitación de la Federación fue Tatyana Forbes. Tiene un apellido rimbombante, nació en Redmon y juega con la Selección desde el 2016. Su mamá se llama María y nació en Mazatlán, Sinaloa.

Te puede interesar: Hay más fans digitales de Tomateros que habitantes en Culiacán

Steffy Aradillas es de las pocas mexicanas de nacimiento. “Ningún equipo de softbol se ha topado con pared tantas veces como México”, dice.

Es licenciada en Administración de Empresas egresada de la Universidad Estatal de San Diego y forma parte del equipo Cleveland Comets de la liga profesional de Softball en EU, que firmó un convenio con la Conade y COM para integrar a varias seleccionadas nacionales en el equipo y foguearse.

Este fue uno de los grandes aciertos: siempre juntas, siempre entrenando, nivel competitivo alto, conocimiento entre ellas y pues de tanto en tanto, todas sabían lo que buscaban: estar en unos Juegos Olímpicos. El acuerdo se firmó en 2019 y renovó este año.

Además de calidad, preparación, insistencia, de algo podemos estar seguros: que nuestra selección mexicana de softbol es capaz de hacer lo que sea por cumplir sus sueños, así que conseguir una medalla olímpica el próximo año no es descabellado.


0 comment

Noticias Relacionadas