Tom Flores, orgulloso miembro del Salón de la Fama de sangre mexicana

by Ketzer

Tom Flores es uno de los 13 coaches multi ganadores de un Super Bowl y el primer entrenador de origen mexicano en llegar al Salón de la Fama

Esta tarde Tom Flores, ex ganador del Super Bowl con los Raiders de Oakland y Los Ángeles, hará historia en la NFL, al convertirse en el primer integrante del Salón de la Fama de la NFL de raíces latinas, específicamente mexicanas. El anuncio fue realizado en febrero durante la Gala del Super Bowl.

Sin embargo, debióesperar más de 20 años y dos votaciones fallidas para alcanzar el 80% de votos necesarios para ser reconocido con esta distinción.

Tom Flores llegó a los Raiders de Oakland en 1960 y concluyó su carrera como coach en 1994, con un anillo de campeón como jugador (Super Bowl IV), un anillo más como coach asistente (Super Bowl XI) y dos más como head coach (Super Bowl XV y XVIII).

De hecho, solo él y Mike Ditka son los únicos dos profesionales de la NFL que consiguieron títulos como jugador (1970), asistente (1977) y head coach (1980 y 1983). También forma parte de un selecto grupo de 13 coaches que ganaron más de un campeonato y es el primer coach proveniente de una minoría en ganar el Super Bowl.

Como jugador, Flores es el primer pasador de origen latino en iniciar un partido en la NFL con una marca de 31-33-4. Mientras que como coach su marca es de  97 victorias y 87 derrotas. De ellas, 83 fueron con los Raiders, la segunda mayor cantidad en la historia del equipo.

Lee también: Canton, el recinto que resguarda la historia de la NFL

“¿Qué voy a hacer, palmearme en la espalda? No”, dijo Flores luego de conocer su elección. “La palmada en la espalda es cuando ves algo que desarrollaste y funcionó. Como el final de un juego de Super Bowl cuando estás por delante con dos minutos para el final y ellos rompen el champán. Qué gran sentimiento es ese”.

Desde hacía varios años, Flores declaraba con resignación el no ser elegido para el recinto de Canton, aunque sabía que tenía los méritos suficientes para ingresar. Él estaba conforme con la certeza de haber aprovechado su oportunidad y que la decisión no dependía de él.

El sueño americano

Las raíces del coach Tom Flores provienen de los estados de Hidalgo, por parte de su padre, y Jalisco, por su madre. Sin embargo, nació en Sanger California, el 21 de marzo de 1937. En 1955 inició su etapa colegial con Fresno City College, donde cursó sus primeros dos años. Posteriormente recibió una beca con la Universidad del Pacífico, de donde se graduó en 1958.

No fue seleccionado  por ningún equipo de la NFL en el Draft de ese año y los Stampeders de Calgary del futbol americano canadiense lo cortaron. Posteriormente jugó con los Spoilers de Bakersfield, un equipo semiprofesional.

Tom Flores y Jim Plunkett, Raiders de Oakland

En 1959, se probó con los Redskins de Washington pero de nuevo lo rechazaron. Hasta 1960 llegó a la American Football League (AFL), con los Raiders de Oakland. Para ello, tuvo que competir por el puesto con otros 10 aspirantes. En 1962 vendió pirotecnia durante la temporada baja, por el amplio margen de ganancia que tenía, de hasta 1000%. Sin embargo se contagió de tuberculosis y perdió toda la temporada.

“Estuve aislado durante 10 días. Los médicos no sabían lo que tenía. Finalmente, descubrieron que era una forma de tuberculosis. No teníamos seguro en esos días y nuestros gemelos tenían un año. Pero no estaba preocupado por sobrevivir”, declaró sobre aquel tiempo al periódico Los Ángeles Times.

Regresó al campo para la temporada de 1963 y el propietario del equipo Wayne Valley le consultó sobre la posible contratación de un joven asistente proveniente de los Chargers de San Diego, con quien Flores se enfrentó en la Universidad del Sur de California (USC). Su nombre era Al Davis.

Te puede interesar: Habrá revancha en el Super Bowl según los momios

“Cuando Wayne Valley me preguntó por él, dije: ‘Lo que he oído es que es un tipo diferente, un tipo duro’. A Wayne le gustó eso. Era el tipo de chico que quería, supongo”, recordó Flores.Davis era eso y más, pues gracias a su ambición, eventualmente se convirtió en el dueño del equipo.

Flores continuó en Oakland hasta 1966. Después pasó los siguientes dos años con los Bills de Buffalo y en 1969, año de su retiro, ganó el Super Bowl IV con los Chiefs de Kansas City.

Un brillante coach

Tom Flores Inició su carrera como coach de quarterbacks con los Bills de Buffalo. Al siguiente año regresó a los Raiders como coach de receptores (1972-1978). En 1979 Al Davis lo eligió como sustituto del legendario John Madden, como head coach del equipo negro y plata.

Flores estuvo a cargo del equipo las siguientes nueve temporadas y creó una de las generaciones más brillante del equipo, que obtuvo dos títulos. Además, es el único coach que ha ganado dos títulos con el mismo equipo, en dos ciudades diferentes: Oakland y Los Ángeles.

Tom Flores y Al Davis, Super Bowl XVIII

En su gestión en Oakland fue el primer equipo en llegar desde la ronda de comodines hasta el título, en una victoria de 27-10 sobre los Eagles de Philadelphia. Su segundo anillo llegó tras una paliza de 38-9 sobre los Redskins de Washington.

En este periodo, Flores utilizó su misma capacidad para trabajar a la sombra de grandes personalidades, primero en la banca de los Chiefs de Kansas City, ayudando al legendario coach, Hank Stram, a que no se enredara con los cables de teléfono con los que se comunicaba con sus asistentes en la parte alta del estadio.

Después, como asistente de Madden, máximo ganador en la historia de los Raiders y finalmente, detrás de Davis, quien siempre quiso tener todos los reflectores. Pese a que en su segundo año como head coach consiguió el título, Davis siempre le hizo sentir que su trabajo peligraba.

“Había rumores de que Al me iba a despedir. Al podría haber considerado hacerlo. Era solo mi segundo año como entrenador en jefe. Tuve algunas reuniones serias con él, luego retrocedió y me dejó solo por un tiempo”, recuerda el coach y agrega que su principal logro consistió en no transferir esa presión a sus jugadores.

Además: ¿Por qué los jugadores de la NFL no se quieren vacunar contra el Covid-19?

Las cosas se complicaron al inicio de esa temporada de 1980, pues en los primeros partidos el equipo perdió por lesión a su quarterback titular, Dan Pastorini. Con su reemplazo, Jim Plunkett,el equipo tuvo un comienzo de 2-3 y poco a poco mejoró hasta ganar el Super Bowl.

“Nuestra defensa comenzó a alcanzar su punto máximo. Para cuando llegamos a los playoffs, nos encontrábamos en una racha ofensiva y defensiva. Estábamos alcanzando el punto máximo en el momento adecuado”, recuerda sobre aquella etapa.

Tom Flores Raiders

Su último trabajo como coach en la NFL fue con los Seahawks de Seattle entre las temporadas de 1992 y 1994, pero los resultados fueron muy negativos. En 1997, Flores trabajó para la cadena oficial de radio de los Raiders hasta 2018.

Latinos en la NFL

A lo largo de su carrera, Tom Flores llevó con dignidad sus raíces mexicanas y, por haber nacido en California explicó que nunca enfrentó situaciones de discriminación o racismo.

“Nunca encontré rechazo por ser latino en el deporte. Si eres lo suficientemente bueno vas a jugar. Mis entrenadores siempre me trataron de manera justa, y me contrataron porque pensaban que podía ganar, no por mi descendencia», declaró en entrevistas posteriores a su retiro. «Mi legado en la NFL es que fui un profesional. Traté todo con respeto: entrenar, jugar, comentar, porque amo el juego de futbol. Es mi vida, hemos disfrutado del viaje todos juntos».​

Tom Flores es reconocido no solo por su trabajo en el campo de juego, desde sus épocas como estudiante, participó en diferentes organizaciones estudiantiles, también es un promotor del deporte en las escuelas donde estudio y tiene un doctorado honoris causa por la Universidad de Pepperdine por servicio humanitario.

De hecho, tras su retiro como profesional intentó convertirse en profesor de preparatoria, pero consideró que los estudiantes estaban demasiado fuera de control. “Nunca volveré a hacer eso. Hay demasiadas hormonas”.

Una escena que refleja la aportación de Tom Flores a la NFL  fue cuando se definió su victoria en el Super Bowl XV. Flores se acercó con el coach de la línea ofensiva de los Raiders, Sam Boghosian, quien tenía un origen humilde similar al suyo y le dijo: “Nada mal para un par de recolectores de uva, ¿eh?”. Boghosian le contestó: “Somos campeones del mundo”.


0 comment

Noticias Relacionadas