Rayo de Jalisco, el charro por excelencia de la lucha libre mexicana

by Ketzer

Max Linares, el Rayo de Jalisco, cumpliría este lunes 89 años de edad. Es recordado como uno de los grandes de la lucha mexicana

Este lunes habría sido el cumpleaños 89 de Maximino «Max» Linares Moreno, un gran luchador enmascarado de la época clásica en México: el Rayo de Jalisco S., quizás con El Santo, el personaje que supo mezclar de la mejor manera la tradicional lucha mexicana, con símbolos típicos de la cultura mexicana. Además de tener un gran carisma sobre el ring y una carrera llena de reconocimientos.

Su ascenso al éxito no fue sencillo, tuvo que buscar un personaje que fuera del gusto de la gente y logró hacerlo tan popular, que incluso la gente pensaba que era de origen tapatío, aunque en realidad nació en la Ciudad de México. Incluso su retiro fue espectacular, aunque cargó con la derrota, retó de fea manera a Blue Demon, quien salió del retiro para quitarle la máscara, en una de las mejores luchas de todos los tiempos, en la Monumental de Monterrey.

Estos son algunos aspectos de la brillante carrera de Max Linares, Rayo de Jalisco:

Orígenes

Maximino Linares Moreno nació el 22 de noviembre de 1932 en Milpa Alta, la zona rural de la Ciudad de México como el segundo de tres hermanos. A finales de los años 40, sus hermanos, Antonio y Dionisio ya eran luchadores profesionales y el propio Max decidió entrenar para formarse también, de la mano de su hermano Antonio.

Así, debutó en febrero de 1950 en Tulancingo, Hidalgo, con el nombre de Mr. Misterio, mote que no tuvo mucho éxito entre el público. De allí, debutó en la Ciudad de México como el Águila Negra y tampoco lo distinguió entre la bajara mexicana. En 1954 comenzó a luchar en la Comarca Lagunera y allí adoptó el personaje de Dr. Curtis o Doc Curtis. Entonces desarrolló una rivalidad con la figura local, Orlando Santa Cruz y terminaron en una lucha de apuestas, donde el capitalino perdió y debió despojarse de la tapa.

Mantuvo el personaje por poco tiempo y, luchando en Guadalajara, cambió a Tony Curtis en 1957. Para 1960 adoptó el personaje de El Rayo y, finalmente, en 1961 le incluyó el complemento patrio para convertirse en el mexicanísimo Rayo de Jalisco, con el que por fin alcanzó la fama.

Súper Astro, gigante de la lucha aérea

Aunque primero tuvo que sortear un problema legal por el uso del nombre, pues en 1962 existía un luchador con el mismo nombre, Fili Espinoza, quien finalmente accedió y Max pudo debutar ese año en la Arena Coliseo de Guadalajara como el Rayo de Jalisco, para enfrentar al Enfermero.

Su equipo, tradicional hasta la fecha, es todo en negro, con toques brillantes y un rayo cruzando por el rostro y el pantalón. Prácticamente idéntico al de “La Sombra Vengadora”, otro luchador de gran fama en los orígenes de la lucha libre mexicana y que se retiró como el luchador mexicano más longevo de la historia. Pese a la similitud, nunca hubo una disputa legal entre ambos, porque el personaje de la Sombra estaba basado en una película y perdió la incógnita en 1961.

Sus movimientos característico eran el “tope en reversa” y los “topes en serie”, movimientos más espectaculares que dolorosos, pero tenía un gran carisma para divertir a la gente, además de ser un gran rudo.

Palmarés

Con este personaje, Linares conquistó el Campeonato de Peso Medio de la Alianza Nacional de Lucha Libre y el Campeonato de Peso Welter de Occidente. También desarrolló fuertes rivalidades contra Chino Chow y La Bestia, a quien despojó de la máscara en 1964. También en esa época formó una importante dupla con Blue Demon, al tiempo que ganó el reconocimiento como «Mejor Luchador» de 1963.

El Rayo conquistó el Campeonato Mundial de Peso Medio de la NWA en tres ocasiones, así como el Campeonato Nacional de Parejas de México haciendo mancuerna con El Santo .

Por su brillante trayectoria profesional, que se prolongó casi 40 años, Max Linares ingresó al Salón de la Fama de Wrestling Observer Newsletter en 1996 y en el Salón de la Fama de la AAA el 17 de agosto de 2014, en Triplemanía XXII. También en 2013, el Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL), la empresa donde pasó gran parte de su carrera, le hizo un reconocimiento a su trayectoria en Homenaje a Dos Leyendas el 15 de marzo de 2013.

¿Cómo se rescató “El vampiro y el sexo”, la película censurada de El Santo?

Trayectoria cinematográfica

Por la fama que alcanzó en los años 70, el Rayo de Jalisco participó en algunas películas de luchadores, al lado de grandes figuras como Blue Demon, Tinieblas y Mil Máscaras. Debutó en: «Superzam El Invencible» (1971), «El Robo de las Momias de Guanajuato» (1972), «Vuelven Los Campeones Justicieros» (1972) y «El Triunfo de los Campeones Justicieros (1974)».

Sin embargo, nunca llevó el protagonista único en sus cintas.

Su espectacular retiro

En 1989, ya cuando Blue Demon había concluido su gira de retiro, apareció en una función en Monterrey, donde recibió un homenaje a su carrera. En plena ceremonia, el Rayo se atrevió a aparecer bajo el ring y comenzó a retar e insultar a una de las máximas figuras de la lucha libre mexicana. Demon se sintió afrentado y, pese a estar retirado, aceptó el reto para realizar una lucha de apuestas, una semana después, el 30 de julio de1989.

La lucha fue todo un acontecimiento, pues se enfrentarían dos leyendas, de las cuales una se retiraría con la vergüenza de haber perdido la máscara. La lucha fue sorda y sumamente ruda, aunque había respeto entre ambos gladiadores, en el ring se dieron con todo. Aunque al final, Demon se impuso.

Max Linares continuó luchando por poco tiempo, para retirarse definitivamente el 27 de diciembre de 1992, acompañado de Rayo de Jalisco Jr. Mil Máscaras y Dos Caras, para enfrentar a Villano III, Satanico, The Killer y Bestia Salvaje.

Max Linares también acompañó a su hijo en una de las luchas más recordadas en la historia, cuando despojó de la incógnita a Cien Caras, en un lleno espectacular en la Arena México, el 21 de septiembre de 1990. En la “Lucha del Guitarrazo”, Max fungió como second de su hijo y lo ayudó a levantarse para vencer a Carmelo Reyes en tres caídas.

El 19 de julio de 2018, la familia Linares informó que Max Linares murió de causas naturales, con 85 años de edad.

Blue Demon, la última gran lucha del Rayo de Jalisco Sr.

La dinastía del Rayo de Jalisco

Los hermanos de Max lucharon con los nombres de Tony Sugar y Black Sugar y, tal como hicieron ellos, Max Linares inculcó en su descendencia el amor por la lucha libre. Su alumno más adelantado, fue su propio hijo, Rayo de Jalisco Jr., quien brilló como figura del CMLL en los años 80 y 90. Pero en la familia también se encuentra su nuera, Mitzuki Wong, así como su nieto, quien originalmente era el Hijo del Rayo de Jalisco Jr. y desde1999 tiene el personaje de Rayman.

Pero también tiene sobrinos que luchan con los nombres de: Ultra Rayo, Mr.Rayo y Rayo Star (sobrino).


0 comment

Noticias Relacionadas