Súper Astro, gigante de la lucha aérea

by Ketzer

Súper Astro, uno de los grandes maestros de la lucha aérea, cumple hoy 60 años de edad. Destaca su brillante carrera pese a la adversidad

Este viernes, Súper Astro cumple 60 años de vida, en una carrera marcada por la perseverancia y el deseo de superación que le permitió convertirse en una de las figuras más espectaculares de la lucha libre mexicana desde finales de los años 70 y hasta los años 90. En 2016, el gladiador originario de Tijuana, Baja California reapareció en la Arena México, luego de 16 años de ausencia, una de sus últimas presentaciones en la Catedral de la lucha libre.

En aquel momento, el integrante de los “Cadetes del espacio”, junto a Solar y Ultramán aseguraba que no sería su última función.

Pese a su veteranía o al hecho de que perdió su máscara frente a Villano III en la navidad de 1999, aunque el empresario no le pagó lo acordado por una lucha de apuesta y ganó el derecho de seguir luchando con la máscara plateada con estrellas y cometas. En otras ocasiones no se le permite y ha usado otros nombres como: Meteorito, Aerolito Humano o Kid Dynamo, pero el mismo equipo y colores.

Todas estas vicisitudes no han impedido que sea reconocido por su calidad por la afición a la lucha libre de todo el país.

¿Cómo se rescató “El vampiro y el sexo”, la película censurada de El Santo?

Cadetes del Espacio

Lucha contra gigantes

Nacido el 1 de octubre de 1961, descubrió su amor por la lucha libre desde los 6 años de edad, cuando vio pelear por primera vez a El Santo. Se convirtió en el primer luchador en su familia, pese a su oposición, por el peligro que implica esta profesión. Comenzó a aprender la profesión desde los 13 años, bajo la tutela de gente como: Ala Azteca, Sergio Arroyo, Chamaco Martinez y Murciélago Dorado.

Por sus cualidades, debutó en 1974 en una arena de Ensenada. En 1978, dejó Tijuana para migrar a EEUU en busca de una oportunidad. Allí se reencontró con su padre, con quien no había convivido en 17 años. Mientras que en la lucha se topó con otro problema, su pequeña estatura de apenas 1.60 metros no le permitirían competir con luchadores estadounidenses, que se caracterizan por su imponente talla física y fuerza descomunal.

Recibió su primera oportunidad en el Olympic Auditorium de Los Ángeles en 1978, a los pocos meses de haber llegado y para ello, tuvo que aprender a vencer a rivales que, normalmente medían hasta 30 o 40 centímetros más que él. Para lograrlo, se especializó como maestro en lucha aérea, pero con técnica a ras de lona y lucha acrobática. Gracias a su espectacularidad, volvió a México, ya con un cartel, primero en su región natal, luego en el Toreo de Cuatro Caminos y más adelante a la Arena México.

Rambo y la fea moda de los personajes copiados de tv en la lucha libre

Palmarés

En julio de 1984, obtuvo el título mundial de peso medio de la UWA al derrotar a Gran Hamada en Guadalajara. Junto con los “Cadetes del espacio” vencieron en lucha de máscara contra cabellera a los “Los Temerarios” (Black Terry, Jose Luis Feliciano y Lobo Rubio) en el Toreo de Cuatro Caminos.

Seis años después, en junio de 1990, despojó a Fuerza Guerrera del título mundial medio de la WWA.

Su estilo como luchador influyó en Valiente, quien ha declarado en varias ocasiones que su inspiración fue Súper Astro y sus equipos guardan cierto parecido. De hecho el físico de ambos gladiadores es parecido.

Místico, el regreso del último gran ídolo de la lucha mexicana

Carrera como empresario

Hacia el final de su carrera, Súper Astro decidió convertirse en empresario con los locales de famosas tortas “El Cuadrilatero”, que funcionan desde hace 28 años, con enormes guisos, que incluyen una abundante combinación de ingredientes, populares en la zona Centro de la Ciudad de México, donde destacó su famosa torta “Gladiador”, que medía 30 centímetros de longitud.  

El negocio vino en declive el año pasado, debido a la pandemia, y la baja en las ventas, mayor al 50%, provocó el cierre de su local. Pero el negocio no terminó y solo se mudó unas cuadras al sur en la calle de Luis Moya. Ahora se encuentra en el interior de la Plaza San Juan, con el nombre de “Las tortas de Súper Astro”, que había inaugurado tiempo antes. De hecho, su negocio está exactamente a dos locales de la tienda de su compadre Solar.

Apenas en el mes de junio, el negocio cumplió su aniversario y ha servido de pretexto para que los vecinos de la colonia Centro, en las inmediaciones del Mercado de San Juan y los diferentes locales de ferretería que abundan en la zona puedan convivir con luchadores famosos, contemporáneos y amigos de Súper Astro.


0 comment

Noticias Relacionadas