Cuando el futbol llanero se mancha de sangre en México

by Ivan Pérez

Es frecuente que las pasiones se desborden en el futbol llanero, pero cada vez hay más hechos de sangre relacionados o no, con un partido

En una cancha polvosa, color café con leche, de esas en las que cada sprint dejas una parte de los pulmones, un hombre murió. Corrección: lo asesinaron. Esto ocurrió hace cuatro años en Fresnillo, Zacatecas. Después de que el árbitro pitó el final del partido el equipo ganador comenzó a festejar su victoria saltando en el centro de la cancha como si hubieran ganado un partido muy importante, pero eso fue lo de menos.

Y mientras celebraban, uno de los miembros del equipo ganador se hizo de palabras con otra persona quien le tiró una patada, lo que parecía que sería una campal fue interrumpido por un joven alto, delgado espigado con una camiseta negra disparando por la espalda a uno de los acompañantes del equipo ganador, el primer impacto lo tendió en la cancha, se acercó y le dio otro tiro y luego uno más. Lo quería matar. Lo hizo.

Luego, otra persona que llevaba sombrero lanzó otro disparo al aire y todos corrieron. En una imagen bizarra que se ve en un video, a unos metros, muy cerca del hombre baleado, un niño pasa brincoteando feliz, jugando.

Que quede claro. En México, un partido de futbol te puede costar la vida.

En Fresnillo, Zacatecas, documentó la más reciente Encuesta Nacional de Percepción de Seguridad Pública Urbana, 95% de sus habitantes consideran que su ciudad no es segura, es el lugar donde las personas tienen más ‘temor’ a vivir en México. Superando a otras plazas como Acapulco, Coatzacoalcos, Ecatepec.

Técnicos mexicanos en el extranjero: ante su gran oportunidad o su última opción…

¿Por qué el futbol tendría que estar excluido de la violencia en un sitio así? Pero lo que pasa en Fresnillo pasa en muchas ciudades y campos llaneros del país. ¿Motivos? La rabia por una decisión arbitral, revanchas personales, rencillas del pasado, ajuste de cuentas. Cualquier motivo es suficiente -en este país- para matar.

Lo que pasó en agosto del 2011 en un partido entre Santos vs Morelia de la Liga MX cuando se escucharon detonaciones afuera del Estadio TSM sucede constantemente en las ligas llaneras del país sin que pase más allá del registro de la prensa local.

La más reciente ocurrió en León, Guanajuato, durante un partido del torneo “Mi Barrio”, cuando se enfrentaron los equipos Santa Ana del Conde y VAR Zona Piel. “Cuando empezaron los disparos pensamos que eran los truenos porque estaba lloviendo, otro dijo que fue el transformador…luego nos dimos cuenta que no”.

Y tras darse cuenta que no eran ni un trueno ni un transformador comenzó el pánico y la solución, para casi todos, fue tirarse al suelo para que los balazos no les dieran. “Iban por los chavos que iban a matar”, dijo uno de los testigos.

“Algunos testigos comentaron a medios locales que varios hombres que llegaron en un automóvil blanco aparecieron en el lugar disparando varias armas, aparentemente una AK-47, sembrando el terror en el lugar. Dos de las tres víctimas ya fueron identificadas, uno de ellos fue Érick Vega, dueño y vocalista de la banda La Sencillita”, relató el diario AM de Guanajuato.

Chicharito es el goleador mexicano más efectivo en la temporada

La balacera fue transmitida en vivo por el Facebook de Los Guayos TV, y cosas irónicas, y mientras muchas personas trataban de salir del lugar, algunos jugadores caminaron con calma como si nada pasara mientras muchos pasaban a un lado de ellos arrastrándose.

En una revisión documental realizada por VAR Deportivo en Google News, algunas de las zonas donde se han presentado este tipo de accidentes o incluso agresiones a árbitros que les ha costado la vida porque no les gustaron a jugadores o aficionados sus decisiones han sido Escobedo, Guadalupe y San Nicolás en Nuevo León; Naucalpan, Ecatepec y Tlalnepantla en Estado de México y Acapulco, Guerrero.

En realidad son pocas las cosas que han hecho las autoridades para controlar la violencia en las canchas llaneras. Quizás las iniciativas más relevantes han ocurrido en Nuevo León cuando diputados locales pusieron sobre la mesa una regulación para tratar de controlarla a través de registros, bases de datos, credencialización, control con credenciales del INE.

Pero lo cierto es que cuando un grupo armado llega para liquidar a alguien esas propuestas pasan desapercibidas. Y ninguna de las propuestas ha pasado por poner a disposición de las ligas vigilancia de la policía local, lo cierto es que también son cientos de partidos a la semana que quizás sea una opción poco realista.

Alan Araiza, el mexicano en el peor equipo de la Conference League

Incluso en Escobedo, Nuevo León, las autoridades locales lograron que las ligas locales tuvieran una lista de ‘jugadores suspendidos de por vida’ por los actos violentos que realizaron.

Según la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) entre 2019 y 2020 ocurrieron 69 mil 236 homicidios, es decir casi 100 muertes por día y algunos de estos datos se dan en las canchas de futbol llanero del país.

muertes futbol llanero México

0 comment

Noticias Relacionadas