¿Quién es Trevon Diggs, el nuevo “Deion Sanders” de los Cowboys?

by Ketzer

Los números de Trevon Diggs con los Cowboys son sorprendentes en 2021. Su rendimiento ya inició comparaciones con Deion Sanders

El joven esquinero de los Cowboys de Dallas, Trevon Diggs, está teniendo un segundo año de ensueño en la NFL, con ritmo de convertirse en superestrella, la primera en esta posición en un cuarto de siglo, cuando la “Estrella Solitaria” contaba con los servicios de Deion Sanders.

En cinco partidos, el hermano del receptor de los Bills de Buffalo, Stefon Diggs lidera la Liga en intercepciones (6) y pases defendidos (10). De acuerdo con los expertos, lleva ritmo para terminar con 20 intercepciones y 34 pases defendidos. De hecho, tiene más intercepciones que 29 equipos completos. Los récords de la liga en intercepciones son de Dick “Night Train” Lane (14) en 1952 y Darrelle Revis (31) en 2009 en pases defendidos.

De hecho, el último esquinero que logró al menos seis intercepciones para los Cowboys fue Anthony Henry en 2007 y para ello, requirió toda la temporada. Mientras que el último vaquero que tuvo intercepciones en cinco partidos consecutivos fue Don Bishop en 1961. El record del equipo de intercepciones en una temporada pertenece a Everson Walls, con 11 en 1981. Diggs tiene nueve intercepciones en 17 partidos como profesional.

Diggs se está convirtiendo en un defensor temible contra el pase, de esos a los que es mejor no retar con un intento de pase para evitar perder el balón.  Además, brilla en una posición donde los Cowboys han sufrido por décadas. De inmediato comenzaron los elogios y las comparaciones:

«Estaba parado allí con Dak, y usaré su palabra: ‘Nunca había visto algo así’”

Mike McCarthy

Brandon Staley y su ascenso en la NFL por su defensiva

El coach y el quarterback del equipo reaccionaron así en el tercer cuarto del partido de este domingo ante los Giants, cuando Diggs se movió literalmente como un receptor y se anticipó a CJ Board para robarle el balón, en la primera de dos intercepciones que sufrió Mike Glennon.

El coach agregó: “La pelota se eleva en el aire y él baja con ella. Ya ni siquiera creo que sea una bola 50/50. Al jugar a un nivel extremadamente alto, la confianza está fuera de serie. La forma en que persigue el fútbol es única».

“¿Cuántas intercepciones tiene? ¿Seis? Eso es una locura… Pero si siguen lanzándole al chico, va a conseguir más… Si sigues lanzando la pelota al 7, él te sacará. Creo que ya es hora de que los quarterbacks dejen de mirar en su dirección»

Ezekiel Elliott

También hubo elogios de sus colegas de posición como el tres veces All-Pro, Richard Sherman y de grandes leyendas del equipo como Michael Irvin:

La inevitable comparación

Durante la transmisión del partido por la cadena Fox, el ex quarterback Troy Aikman coincidió en la comparación con “Prime Time”, con quien compartió vestidor, aunque aseguró que es prematuro señalar que Diggs será capaz de intimidar a todos los quarterbacks de la Liga, como en algún momento lo hizo Sanders, quien pasaba semanas sin que lanzaran un pase en su dirección.

«Esto es muy parecido a Deion Sanders. Vi esto tantas veces. Deja que el chico vaya al poste profundo, pero tiene tanta confianza en su velocidad y su capacidad de recuperación, que recupera la velocidad. Ves cómo es capaz de cerrar la brecha. Y luego es como un gran receptor»

Troy Aikman

Durante la semana, el pasador miembro del Salón de la Fama agregó a su análisis:

“Como quarterback, tiene que saber cuándo puedes pasar y cuándo la cobertura es demasiado apretado porque Diggs es como un receptor cuando el balón llega a su área. Así es como ha podido interceptar muchos pases. Cuando Mike Glennon trató de lanzar el balón profundo sobre la cobertura de Diggs, es difícil. Es muy rápido, como era Deion, que era más rápido que Michael Irvin. Así que en realidad estás arriesgando cuando pasas profundo». Troy Aikman

Trevon Diggs Cowboys

Sin embargo, la comparación de “The Playmaker” y de Aikman no fue exagerada. Días después, el reportero de los Cowboys, Nick Eatman, reconoció:

“No puedo creer que esté a punto de decir esto o escribir esto pero tiene que ser verdad. No he visto a un esquinero de Dallas como este desde Deion Sanders, quien en realidad nunca tuvo más de cinco intercepciones en una temporada con los Cowboys”

Nick Eatman

Steelers, de “¿qué se sentirá perder?” A su posible temporada perdedora

Las seis intercepciones de Diggs en lo que va de la temporada, son más que cualquiera de la que Sanders pasó con los Cowboys. La mejor fue 1998 con cinco y su récord personal fue de siete en 1993 cuando jugaba para los Falcons.

Para ese año, Deion ya tenía dos Pro Bowls y era uno de los esquineros más temidos de la Liga, por lo que los quarterbacks rivales no se atrevían a lanzar en su dirección. Por ello, sus estadísticas comenzaron a bajar año con año. Los números no muestran lo dominante que fue su juego.

En el presente de los Cowboys, pronto aumentará el trabajo para Anthony Brown, Jourdan Lewis o Kelvin Joseph en lugar de retar a Diggs. Si esto ocurre, entonces, la comparación tendrá sentido. Por lo pronto, ya ganó el nombramiento como Jugador Defensivo del Mes en la NFC.

Trevon Diggs Cowboys

Un esquinero frustrado que quería ser receptor

Diggs ha contado que en sus años en la Universidad de Alabama, buscaba convertirse en uno de los receptores estelares del equipo y como su mismo hermano Strefon. Pero ante tanta abundancia, el coach Nick Saban lo invitó a entrenar como esquinero, en una decisión que al principio lo llenó de frustración

«Honestamente, me dolió al principio. Llamé a mi hermano. Estaba llorando. Él estaba como, ‘No, vamos, vámonos. Ahora tenemos que ir a trabajar’. Y es exactamente lo que hice. Lo tragué y volví al trabajo. Le agradezco al coach Saban por eso. Me dijo que la Liga busca esquinas con tu tipo de cuerpo alto, largo. Stefon me dijo: ‘Puedes hacerlo; lo jugaste antes. Solo se trata de la rutina. Creí que podía ser un buen esquina. Así que trabajé, trabajé, trabajé, trabajé, trabajé”.

El tiempo le dio la razón al coach de “Crimson Ride” y que ahora usa como ese olfato para encontrar el balón:  

«En realidad, es más fácil ser un antiguo receptor ancho. Conozco todas las rutas, los ángulos en los que se encuentra el balón. Conozco todos los pasos. Eso facilita mucho las cosas. Puedo reconocer; no me es ajeno. Entonces sé exactamente lo que va a pasar», explicó Diggs sobre su explosivo rendimiento defensivo.

Los datos tras el récord de Justin Tucker y su gol de campo de 66 yardas

Trevon Diggs Cowboys

Además, sus manos entrenadas como receptor, podrían convertirlo en otra arma para la potente ofensiva de Dak Prescott. De hecho, durante la semana previa al partido contra los Giants, comenzó a pedirle repeticiones a su quarterback para poder entrenar con esta unidad.

«Diggs cree que es un receptor. Durante la semana, me pidió representantes como receptor. Estoy como, ‘Relájate’. Pero cuando veas una atrapada como esa que interceptaste en el tercer cuarto, tal vez podamos hablar de nuevo», le contestó el quarterback.

Mientras tanto y aunque apenas estamos en la semana 6, Diggs ya es candidato fuerte como Jugador Defensivo del Año.


0 comment

Noticias Relacionadas