Cuando Italia le robó una semifinal de Mundial a España

by Ketzer

Este martes, Italia y España se disputan el pase a la final de la Euro 2021, en una rivalidad, que tiene un vergonzoso antecedente en EEUU ’94

Este martes tendremos una nueva edición de una de las rivalidades más importantes en el futbol Mundial, cuando Italia y España disputen uno de los boletos para la final de la Euro 2021 en el estadio de Wembley, la catedral del futbol mundial.

Esta rivalidad cumplió exactamente un siglo el año pasado y sirvió para que “La Furia Roja” consiguiera la medalla de plata en los Olímpicos de Amberes 1920, el primer gran logro de España en el balompié, con un 2-0, tras doblete de Félix Sesúmagase.

La historia más destacada de esta rivalidad se da en la Eurocopa, donde ambos equipos se han encontrado en las últimas cuatro ediciones, tres de ellas en fase de eliminación, justo cuando España se convirtió en potencia mundial y ganó su primer Mundial en 2010, así como dos torneos continentales (2008 y 2012), para romper una barrera en la que no podían pasar de los Cuartos de Final entre 1988 y 2004.

El acumulado de los enfrentamientos entre ambos equipos es muy pareja: 37 partidos, con 11 triunfos por bando y 15 empates. Para este duelo, el equipo de Roberto Mancini, es mucho más ofensivo que la Italia tradicional del “catenaccio”. Luce mucho más sólido, con una racha de 32 partidos invicto y apenas un gol recibido en la Euro, convertido por Romelu Lukaku vía penalti en la ronda de Cuartos.

Lee también: El reto de ser hijo del mejor portero del mundo, Kasper Schmeichel

Aunque la última vez que se enfrentaron, en 2017, España ganó 3-0 y envió a Italia a la Reclasificación, donde cayó sorpresivamente ante Suecia y quedó fuera de Rusia 2018, su primera ausencia mundialista en 60.

El partido de la ignominia

Uno de los recuerdos más dramáticos de esta rivalidad ocurrió en el Mundial de EEUU ’94, donde España quedó fuera en Cuartos de Final, en medio de un escándalo arbitral, luego que el equipo italiano avanzó de manera injusta, ante una España que, por lo menos, merecía llevar esa llave al alargue.

El partido ocurrió el 9 de julio de 1994 en el Foxborough Stadium en la ciudad de Boston. El trámite del partido resultó normal y sumamente emocionante, hasta que llegó el drama: Dino Baggio puso al frente a los “azzurri” al minuto 25, con un soberbio disparo de media distancia que venció a Andoni Zubizarreta.

José Luis Pérez Caminero empató al 58’ y el resultado seguía justo por lo realizado por ambos equipos en el campo. El jugador del Atlético de Madrid se encontró el balón en un contragolpe español y con un zurdazo, que fue desviado por la defensa, el balón techó a Gianluca Pagliuca.

Tras el empate, y bajo un sofocante calor de verano, el partido se abrió y ambos equipos tuvieron opciones de peligro en el marco rival, aunque el equipo ibérico se veía más peligroso en el campo, incluyendo un mano a mano de Julio Salinas, que estrelló en las piernas de Pagliuca.

Un minuto después de esa jugada, al minuto 87’, el equipo italiano robó una pelota desde su propia línea de fondo y armó un rápido contragolpe que tomó mal parada a la zaga española. Roberto Baggio quedó mano a mano ante el portero del Barcelona, lo eludió y marcó el tanto.

Te puede interesar: El criticado Aymeric Laporte, el más participativo de la Euro 2020

Todo parecía perdido, pero en el agregado, 45’ + 3’, el defensor del Milan, Mauro Tassoti evitó la entrada del delantero español Luis Enrique para que rematara un centro. El central extendió el brazo y conectó con el codo directamente en la cara del ibérico, quien cayó al césped con la nariz rota y sangrando profusamente.

El partido se detuvo para atender la lesión de Luis Enrique, pero el árbitro, el húngaro Sandor Puhl, no marcó lo que había visto todo el estadio: un penalti y la expulsión por agresión del italiano. Al final, el cuerpo técnico español terminó auxiliando a Luis Enrique a salir del campo, con una toalla en la nariz. Mientras el técnico, Luis Aragonés abandonó el campo entre lágrimas, por la frustración del robo sufrido.

Al final, la FIFA suspendió a Tassoti con ocho partidos por su agresión, pero España quedó fuera de la Copa injustamente.

España vs el régimen fascista

Otro duelo de mucha polémica ocurrió en los Cuartos de Final de Italia ’34, conocido como la “Batalla de Florencia”.

El equipo ibérico era uno de los favoritos para llevarse el torneo, pero Italia quería mostrar su poderío político al mundo y jugó bajo el lema “Vincere o morire” (Ganar o morir). El partido llegó empatado a un gol al descanso y en el complemento inició una cacería desvergonzada contra los españoles. Al final, el partido concluyó empatado a un gol y el Comité Organizador estableció un duelo de desempate para el día siguiente.

Entonces España no pudo contar con Ricardo Zamora (mejor portero de la época), Ciriaco, Fede, Lafuente, Iraragorri, Gorostiza y Lángara, todos ellos lesionados. Entonces el equipo rojo perdió 1-0 con gol de Giuseppe Meazza y con un arbitraje polémico del suizo Rene Mercet, quien anuló injustificadamente dos goles a España.

España Itala 1934

La rivalidad en la Euro

 En las ediciones de 1980 y 1988, ambos equipos se encontraron en la fase de grupos. El primer partido terminó empatado y en el segundo, las cosas iban por rumbo similar hasta que un error en la defensa española dejó el balón en manos de Gianluca Vialli quien sacó un disparo cruzado para el 1-0 final. Ese resultado se unió a una siguiente derrota ante Alemania Federal y España quedó fuera del torneo en la primera ronda.

A partir de la Euro 2008 comenzaron los duelos consecutivos. En aquella ocasión, ambos equipos se encontraron en Cuartos de Final, Italia como campeón del mundo vigente y España con el estigma de no poder superar los Cuartos de Final desde 1984. El partido se disputó en la ciudad de Viena y se resolvió hasta la tanda de penaltis, donde la figura fue el español Iker Casillas, quien detuvo dos disparos y permitió avanzar con marcador de 4-2.

Era la primera vez en 88 años que España derrotaba a Italia en un partido de eliminación. Tras esa victoria, España se entró en racha hasta conquistar el título, el segundo en su historia, tras derrotar en la final a Alemania, dando paso a la generación dorada del futbol español.

Cuatro años, Italia y España compartieron grupo, con un empate en Poznán, Polonia. Ambos equipos continuaron su camino en el torneo y se reencontraron en la Final, con un resultado sorpresivo, una goleada española de 4-0 en la ciudad de Kiev, con goles de David Silva, Jordi Alba Fernando Torres y Juan Mata. España se convirtió en bicampeón de Europa.

Al final de ese partido, Casillas, capitán español, pidió al árbitro terminar el partido sin añadido, para detener la humillación que estaba pasando uno de los históricos del futbol mundial.

Además: Gales, el equipo que crece en Europa gracias a la Premier League

En la siguiente cita, su más reciente encuentro en la Euro, españoles e italianos volvieron a encontrarse, ahora en Francia. Pero las cosas cambiaron sustancialmente. Se encontraron en la llave de Octavos de Final, disputada en el Stade, terminó 2-0 en favor de los “azzurri”, con goles de Giorgio Chiellini y Graziano Pellé, marcando el final de una generación para los hispanos.

Estos son los datos del desempeño de los dos equipos en lo que va de la Euro 202, directamente desde nuestro Gamecast:


0 comment

Noticias Relacionadas