Ni las grandes carreras de Gore y Peterson rompieron marca de Emmitt Smith

by Ketzer

Frank Gore y Adrian Peterson tuvieron las últimas dos grandes trayectorias como corredor en la NFL, aún así, no llegaron al récord de Emmitt Smith

Frank Gore parece haber dicho adiós a la NFL, después de 16 años de exitosa trayectoria en los que acumuló ¡16 mil yardas!, se va como tercer mejor corredor de todos los tiempos, solo detrás de Emmitt Smith (18 mil 335) y Walter Payton (16 mil 726), dos integrantes del Salón de la Fama.

A sus 38 años, Gore es uno de esos especímenes en extinción en la NFL: es un corredor longevo, que ha mantenido su nivel en una de las posiciones que sufren más desgaste en la Liga. Pero también es un indicativo de lo difícil que es en la actualidad aspirar a uno de los récords más complicados del deporte.

Con todo lo que ha hecho Gore desde que llegó a los 49ers de San Francisco en la tercera ronda del Draft del 2005, con una carrera ininterrumpida hasta el final de 2020, aún necesita 2 mil 300 yardas para romper la marca de Emitt Smith.

Algunos reportes de la prensa estadounidense señalan que rechazó algunas ofertas para continuar su carrera y busca cambiar de deporte, al boxeo.

¿Viejos? Estos atletas oscilan los 40 años y permanecen en la cima

Frank Gore box

«He estado entrenando para ambos deportes. Siempre he amado boxear, así que eso es lo que he estado haciendo. Vamos a intentar que ocurra una pelea, si lo hacemos, me verán en el ring. Siempre he amado el boxeo, así que eso es en lo que he estado ocupado. Tratamos de hacer que suceda una pelea. Si lo hacemos, me verán en el ring».

frank gore

«Me enamoré de lo duro que es el boxeo. Pensaba, ‘No podría pelear’. Pero siempre me gustan los retos, así que seguí haciéndolo y haciéndolo y me vi mejorando cada vez más. Ya verán cuando entre al ring», declaró al medio NFL Media.

La decisión de Gore coincide con lo hecho por sus hermanos Jake y Logan Paul, quienes ya han celebrado algunas peleas a nivel profesional. Lo mismo hizo el ex receptor de los Bengals de Cincinnati, Chad Ochocinco, quien sufrió un terrible nocaut en junio pasado contra Brian Maxwell o los ex basquetbolistas Royce White, Nate Robinson o el ex liniero defensivo, Greg Hardy quienes migraron a las Artes Marciales Mixtas.

Palmarés de Frank Gore

Frank Gore fue una selección media en el Draft de 2005, elegido en el pick 65. En 2012 llegó con los 49ers de San Francisco al Super Bowl XLVII, donde corrió para más de 100 yardas y anotó un touchdown. Brilló durante una década con los gambusinos. Después jugó tres campañas con los Colts de Indianápolis Colts y en las últimas tres temporadas jugó con los Bills de Buffalo, los Dolphins de Miami y los Jets de Nueva York.

En 16 campañas, Gore acumula 3 mil 735 acarreos, 16 mil yardas y 81 touchdowns. Además de 485 recepciones para 3 mil 985 yardas y 18 anotaciones. Apareció en cinco Pro Bowl y integra el equipo de la década del 2010.

Pero estos detalles hacen sus estadísticas impresionantes: superó las mil yardas en 12 de esas 16 temporadas, en las otras cuatro superó las 700 yardas y en 2006 registró 2 mil 180 yardas, solo 25 yardas detrás del récord de Eric Dickerson de más yardas en una sola temporada. Su promedio de yardas por acarreo, de por vida, es un alto 4.3.

Hoy, Gore es el tercer corredor más exitoso de la liga en números y solo se asomó a la marca de Smith.

Adrian Peterson un talento de época

Un poco más atrás en la lista de los mejores de todos los tiempos está Adrian Peterson, quien ocupa el quinto puesto, con 14 mil 820 yardas. AP llegó a la Liga como séptima selección global del 2007, con los Vikings de Minnesota. Allí se convirtió en uno de los mejores corredores que jamás haya pisado la liga: tres veces líder corredor 2008 (1760), 2012 (2,097) y 2015 (1,485), en estas tres campañas fue líder de yardas por partido (131.1 en 2012), además del 2007.

También fue líder en anotaciones por tierra en 2009 y 2015 y en acarreos en 2015 con 327. Es el cuarto mayor anotador por tierra y el sexto en acarreos de todos los tiempos. Además de haber jugado en siete Pro Bowls, fue el Ofensivo del Año en 2007 y 2012 y Regreso del Año en 2012.

Sin embargo, se perdió casi toda la temporada en 2014, 2016 y 2017 por una grave lesión de rodilla y una suspensión por violar la política de conducta de la Liga.

Es decir, si hubiera seguido jugando, estaría cerca del récord de todos los tiempos. Aún así, en 2018 con Washington, superó la barrera de las mil yardas (1,042) y en 2019, registró 898. En su última temporada con los Lions de Detroit, sumó otras 604 yardas, antes de ser liberado y quedarse sin equipo a sus 36 años. Su promedio de yardas por acarreo de por vida es de 46 yardas.

Velocidad de juego el gran reto para quarterbacks novatos en la NFL

Adrian Peterson Vikings

Peterson aún quiere jugar y está en espera de encontrar acomodo en algún equipo con problemas en el backfield, aunque ninguno lo ha contactado formalmente. Pese a su enorme talento y que quizás todavía tenga algo en el tanque, su estilo de juego ya no encaja con muchas de las ofensivas actuales, que requieren corredores con habilidades para recibir pases o leyendo a las defensas para apoyar en el bloqueo.

«Mi cuerpo está fuerte. Me siento todavía joven y bien. Estoy listo para jugar», declaró en julio de este año, cuando no logró un contrato como agente libre para la que sería su temporada 15 en la NFL. Pese a sus logros, aún mantiene la esperanza de jugar un Super Bowl.

Emmitt Smith, el hombre que sí logró el récord

Pese a sus brillantes carreras, tanto Gore como Peterson, se quedaron debajo del máximo corredor de todos los tiempos, quien fue fundamental para un equipo que se convirtió en dinastía en los años 90.

Emmitt Smith llegó a la Liga en 1990 con los Cowboys de Dallas y en 15 años ganó cuatro títulos por tierra de la NFL, tres Super Bowls y reconocimientos como Jugador Más Valioso de la Liga en 1993 y del Super Bowl XXVIII. Además, fue elegido al Pro Bowl en ocho veces.

Es el único jugador en la historia en correr más de 18 mil yardas y también es el líder en anotaciones terrestres en la historia, con 164. También es segundo en touchdowns totales con 175. Por sus méritos, es miembro del Salón de la Fama y forma parte de los 100 Mejores Jugadores de la Historia de la NFL y del Equipo de la Década de 1990.

En total, corrió para 18 mil 355 yardas, recibió 515 pases para 3 mil 224 yardas y 11 touchdowns. Es el primer jugador cinco temporadas consecutivas con más de mil 400 yardas terrestres. Además, Es el único jugador en rebasar las mil yardas por tierra durante 11 temporadas consecutivas. También es el líder en intentos por tierra con 4 mil 409.

Registró 100 anotaciones por tierra en solo seis temporadas. Superó las 100 yardas en 155 de 326 juegos desde su época en la preparatoria. De hecho, tiene el récord nacional de preparatoria con 45 juegos de 100 yardas o más y de la NFL con 78 juegos. Corrió para más de 100 yardas contra 23 de los 33 equipos de la NFL a los que se enfrentó.

Ignacio “Lou” Molinet, desde Cuba, el primer latino que jugó en la NFL

Emmitt Smith récord corredor

Por lesiones, solo perdió 11 partidos en su carrera. En postemporada tiene récords de touchdowns por tierra (19), juegos consecutivos con un touchdown por tierra (nueve) y juegos de 100 yardas por tierra (siete), con un total de mil 586 yardas terrestres.

Además de su longevidad y talento, la posición de corredor ha cambiado radicalmente, pues ahora sus carreras son mucho más cortas, las ofensivas reparten mucho más el balón por aire y los sueldos altos son extraordinarios, por lo que un corredor solo promedia cinco temporadas en la NFL, antes de ser desechado por talento más joven, más barato y con más habilidades. Por ello, cada vez luce más complicado que alguien rompa esta marca tan complicada.


0 comment

Noticias Relacionadas