Sangre Chicana, de «Amo del Escándalo» a leyenda de la lucha

by Ketzer

Sangre Chicana es de los grandes de la lucha mexicana; perdió su máscara en una lucha espectacular y dio el salto para volverse leyenda

Este martes, Andrés Durán Reyes (Sangre Chicana), cumple 70 años de edad. Es considerado uno de los grandes rudos de la Época de Oro de la lucha libre mexicana, con grandes batallas en el cuadrilátero y, actualmente, cosecha el reconocimiento de la lucha libre mexicana como una gran carrera de cerca de tres décadas, que además se ha convertido en dinastía.

Nacido en Paredón, Coahuila, el 30 de noviembre de 1951, se formó bajo la tutela de Rolando Vera y Yaqui Moy. Sus inicios fueron en 1971 como el vampiro Negro, pero su debut oficial ocurrió en julio de 1973 en Nuevo Laredo, Tamaulipas, bajo el personaje de Lemus. También luchó como Sombra, e incluso como Andy Reyes, un personaje exótico. Como Lemus, perdió la tapa en 1974 ante Canek.

Un año después, creó el personaje que lo llevó a la fama: “Sangre Chicana”. Aunque inició como enmascarado, una vez que perdió la tapa por segunda vez, ahora ante Fishman, comenzó una leyenda como: “El amo del escándalo”, “El pocho maldito”, “El patrón”, “El hombre rojo”. Se distinguió como un luchador de gran entrega, quizá sin grandes movimientos, pero siempre rudo y siempre tozudo, que no le importaba arriesgar el físico.

Rayo de Jalisco, el charro por excelencia de la lucha libre mexicana

El nombre de Sangre Chicana surgió a partir del nacimiento de su hija mayor en Chicago, Illinois en 1976. El motivo, un reconocimiento a los mexicanos que migran a EEUU en busca de una mejor oportunidad para sus familias, pero que mantienen un fuerte arraigo con la tierra que los vio nacer.

Curiosamente, Sangre Chicana utilizó el mismo diseño de máscara que Lemus, pero ahora, salió de la región fronteriza y obtuvo la fama suficiente para poder seguir usándola. El asunto pasó de largo, porque se convirtió en una gran figura, reconocida precisamente por la máscara y nadie conocía a Lemus.

Un triangular para la historia

Con este personaje, rápidamente ganó popularidad y la EMLL lo reclutó para que, de inmediato, creara rivalidades con gente como el Gallo Tapado y Demonio Blanco. Posteriormente se alió con Fishman para combatir contra El Cobarde.

La rivalidad entre los tres luchadores llegó a su clímax en 1977 y se definió en un triangular donde Fishman fue el gran ganador de dos máscaras. El Cobarde ganó el primer encuentro y sus rivales tuvieron que jugarse las tapas. El “Látigo Lagunero” venció a Sangre Chicana el 23 de septiembre y conocimos a Andrés Durán Reyes. Una semana más tarde, el 30 de septiembre, Fishman venció ahora sí, al odiado rival.

Esta serie se recuerda hasta el día de hoy y, aunque el dolor de Sangre Chicana fue profundo por el amor que tenía a su incógnita, salió adelante, pues la pérdida de su máscara fue el detonante para que se convirtiera en un estelar consolidado.

«Créanme que es muy bonito salir enmascarado», declaró posteriormente, recordando el breve tiempo en que pudo usar una máscara. Sin embargo, solo dos meses después de ser destapado, venció a Rambo (José Luis Mendieta) para despojarlo del Campeonato Nacional de Peso Medio.

Súper Astro, gigante de la lucha aérea

«Ya había luchado sin máscara. Pensé que sí traía ángel, pero no tanto», explicó y así, generó grandes rivalidades, contra lo mejor de la época: Satánico, Fishman, Pirata Morgan, Canek, Villano III, El Signo, El Texano, El Negro Navarro, entre otros. Aunque su mayor némesis fue el Perro Aguayo, aunque siempre se respetaron mutuamente por su calidad.

Sus luchas eran extremas, normalmente terminaba bañado en su propia sangre. «Nunca le llegué al Perro Aguayo ni al Villano III, pero siempre hubo entrega de Sangre Chicana hacia la afición», recordó.

Palmarés

A lo largo de su carrera conquistó alrededor de 11 títulos del mundo: en peso medio, pesado junior, semicompleto y de parejas y tercias. Además, trabajó con las mejores empresas del país, desde la entonces Empresa Mexicana de Lucha Libre (EMLL), el extinto circuito independiente de la UWA, AAA, entre otras.

En 1982, saltó a la Universal Wrestling Association (UWA), donde reanudó la rivalidad con Fishman, intercambiando el Campeonato Mundial de Peso Semicompleto de la UWA cuatro veces en período de 16 meses.

Posteriormente volvió al CMLL y pasó la parte final de su carrera en AAA, donde se mantuvo como estelar. Allí consiguió su último cinturón, el de Peso Pesado de las Américas de AAA, un título que mantuvo hasta que abandonó la empresa y permanece vacante. La recta final de su carrera fue como semiretirado y solo participa en algunas funciones especiales en el circuito independiente, comúnmente con su hijo Sangre Chicana Jr.

¿Cómo se rescató “El vampiro y el sexo”, la película censurada de El Santo?

Se retiró definitivamente el 12 de agosto de 2019 perdiendo una lucha de apuesta ante El Satánico, donde salió rapado. Aunque todavía acompaña a sus hijos en funciones en la Ciudad de México, Monterrey o Nuevo Laredo, principalmente. 

Dinastía

Sangre Chicana dinastía

En el año 2000, debutaron también sus hijos: Lemus Jr. y Sangre Chicana Jr. Posteriormente, lo hicieron sus hijas: Hijo de Sangre Chicana, Lady Chicana, Lluvia, y La Hiedra, así como su sobrino Águila Solitaria Jr.

Por su legado, Sangre Chicana, recibiría un reconocimiento en la Arena México en marzo de 2020, como parte de Homenaje a dos leyendas, pero fue pospuesto por la pandemia. La ceremonia tuvo que esperar hasta el 17 de septiembre de este año. El ‘Amo del Escándalo’ estuvo acompañado de su familia.


0 comment

Noticias Relacionadas