El inevitable Ángel Mena

by Ketzer

En tres años con el León, Ángel Mena se ha convertido en referente del equipo, aunque tiene una cuenta pendiente en Finales con La Fiera

Ángel Mena llegó al León para el Clausura 2019 con un merecido sentido de revancha. Venía precedido de una gran fama en el futbol ecuatoriano con el Emelec, donde ganó tres ligas. Pero también con un sonoro fracaso en su primera experiencia en México con el Cruz Azul: en dos años, marcó 10 goles y nunca fue regular. Argumentó que no se le dieron suficientes oportunidades y cuando las tuvo, no era utilizado en sus posiciones naturales: media punta o interior derecho.

Inmediatamente después de ser liberado por Cruz Azul, León lo llamó y el técnico Ignacio Ambriz lo colocó en el lugar del campo donde podía funcionar mejor. Mena respondió con 14 goles en 23 partidos para ganar el liderato de goleo. Entonces se convirtió en el “Ángel del gol” y fue uno de los referentes del equipo guanajuatense que regresó a la Final, luego de cinco años.

Sin embargo, en esa Liguilla Mena y el resto de la ofensiva se desplomaron desde las semifinales. Solo pudieron anotar un gol en sus últimos cuatro partidos y Mena sufrió una lesión muscular en la Final de Vuelta ante Tigres, dejando a su equipo entre lágrimas, al minuto 31.

Un año después, Ángel Mena regresó como un referente de La Fiera a lo largo del Guardianes 2020. Anotó siete goles y fue pieza fundamental del mejor equipo del torneo. Fue definitivo en los cuartos de Final ante Puebla, con dos goles. Pero de nuevo se fue en blanco en semifinales ante Chivas ni la Final ante Pumas, donde nuevamente se lesionó apenas al minuto 15 de la Vuelta.

Atlas vs León: la final del otro lado de la frontera

Hoy, el ecuatoriano cargó con el equipo para que retomara su mejor nivel en el momento oportuno, la disputa del título ante el Atlas. No podía eludir su responsabilidad, pues para este torneo, el equipo no contó más con Joel Campbell, quien migró a Rayados, mientras que Luis Montes y Fernando Navarro se perdieron la mayor parte del torneo por lesión.

Además, Ignacio Ambriz dejó el equipo en el verano, dando paso al argentino Ariel Holan, quien no conocía el futbol mexicano. Alguien tenía que sacar la cara por el equipo. Parece un jugador perseguido por la desgracia, que sin embargo, siempre trata de sobreponerse a la adversidad, arropado por un gran talento en la cancha.

Una joven promesa ecuatoriana

Ángel Israel Mena Delgado surgió de las inferiores del Emelec. Desde entonces se mostró como un gran prospecto, ganando dos veces el título de goleo. Debutó en primera división en 2007 y marcó su primer gol el 16 de marzo del 2008 ante Técnico Universitario. En el 2010 fue cedido al Deportivo Cuenca, donde anotó cinco goles.

Un año después, regresó al Emelec para ganar tres títulos en: 2013, 2014 y 2015, anotando en cada una de sus finales. En abril de 2014, recibió su primera convocatoria para la Selección de Ecuador. Pero pudo debutar hasta el 2015 con la Selección, debido a que en su primera convocatoria, se lesionó.

Actualmente, es titular de la Selección y está muy cerca de jugar su primer Mundial.

El 7 de diciembre de 2016, Cruz Azul confirmó su llegada con un contrato de tres años, pero no cumplió con las expectativas, porque su paso por el equipo fue decepcionante, con apenas 10 goles en 64 partidos. Comió mucha banca y cuando estuvo en el campo, difícilmente pudo lucir.

Tras cumplir su contrato, el Cruz Azul le permitió salir del equipo como jugador libre. Inmediatamente se convirtió en un gran negocio para el León: La Máquina pagó por Mena cerca de 2 millones de dólares (mdd) y llegó a tasarlo en 5.5 mdd. Hoy, su carta tiene un valor de 2.5 mdd, aunque ya es un veterano de 33 años de edad. La edad no importa, León renovó a su figura a partir del Guardianes 2021.  

Golpes y balazos entre revendedores y aficionados por boletos de Atlas vs León [Video]

Ángel Mena

«No era momento de volver a Ecuador, sabía que por lo que me había tocado participar y lo que se hizo con el Cruz Azul se daría la posibilidad de seguir en el futbol mexicano y se dio inmediatamente. Apenas salí de Cruz Azul y solo se tomaron horas para tener esa llamada de la gente de León que estuvo muy interesada», señaló Mena al rememorar su paso por La Noria.

«Creo que eso sirvió mucho: la confianza que me brindaron en León y que apostaron por mí nuevamente. Ahora se los retribuyo con futbol, goles, esfuerzo y dedicación. Me siento muy identificado con el club»

Ángel Mena

Las lágrimas de las Finales

Mena no ha podido jugar completa una Final. En el Apertura 2018, con Cruz Azul, solo disputó 10 minutos en la derrota ante América y no pudo hacer gran cosa.

León se quedó sin poder ofensivo en la Final ante Tigres del Clausura 2019: Jose Juan Macías decidió jugar el Mundial Sub-20 con México y salió de la convocatoria de León en plena Liguilla, pese a ser el centro delantero del equipo. El tema se agravó con la lesión de Ángel Mena, con 60 minutos por jugar en la Vuelta y con la necesidad de anotar al menos un gol que le permitiera al León empatar el global.

En ese torneo, Mena llegó a la Final con seis partidos sin marcar. Aunque terminó con 14 tantos en la Fase Regular. Macías hizo 10 goles ese torneo.

Ángel Mena León

Al final, los Tigres se impusieron con lo justo, su estilo típico. Mena salió del campo, cojeando, entre lágrimas, porque hizo el intento por permanecer, pero no podía más. El público lo despidió entre aplausos y en la banca, sus compañeros y el técnico Ignacio Ambriz trataron de consolarlo, tenía el corazón destrozado.

El año pasado, en el Guardianes 2020, Mena abandonó la cancha por lesión en el juego de Vuelta ante Pumas, nuevamente disputado en el Estadio León, otra vez por molestias musculares en la pierna. Salió del campo al minuto 15, repitiendo la escena de su cara en llanto y completamente apesadumbrado. Esta vez, León sí pudo dominar a Pumas.

Tigres Femenil anuncia a Instagram como nuevo patrocinador

La figura de La Fiera en el Grita México A21

Ángel Mena es sin duda, el jugador más importante del León que busca su noveno título. Ahora se siente su presencia: aunque solo marcó cuatro goles en el torneo regular, en la Liguilla lleva dos dobletes, fundamentales para avanzar ante Puebla y Tigres, cuatro de los cinco goles que ha anotado La Fiera en la Liguilla.

Desde que llegó al León, el delantero ecuatoriano ha marcado 61 tantos en 120 partidos. Así ha sido su influencia en el juego ofensivo del León desde su llegada: De los 48 partidos en los que Mena ha marcado desde el Clausura 2019, León ha ganado en 39, empatado cuatro y perdido cinco. Es decir, cuando Ángel anota, el León gana en 80% de las ocasiones.

Además, el doblete ante los Tigres del sábado, le permitió a Mena superar los 60 tantos que marcó con el Emelec, es decir, ha sido más efectivo en León que en Ecuador.

León espera que su “Angel” se muestre en el marcador ante Atlas, porque la sensación que ha dejado Mena en la cancha es de una mayor seguridad en su nivel de juego, en los momentos clave, a diferencia de lo ocurrido ante Tigres hace dos años.

Mena ha tenido que aprender a sobreponerse a estos baches en su carrera, como una constante, para demostrar que es un gran futbolista de nivel internacional. Veremos qué pasa este fin de semana, cuando dispute su cuarta final en la Liga MX.


0 comment

Noticias Relacionadas