Trae Young, mentalidad y talento de superestrella con apenas 22 años

by Ketzer

Trae Young tiene 22 años, tres en la NBA y aunque el equipo que lo drafteó lo cambió, hoy tiene a los Hawks cerca de la Final de Conferencia

Este miércoles, los Hawks de Atlanta confirmaron que pueden pelear por el título de la NBA. De la mano de su base armador, Trae Young, eliminaron una desventaja de 26 puntos en el tercer cuarto ante los 76ers de Philadelphia, primer sembrado de la Conferencia Este y sacaron el quinto juego de la  serie semifinal 109-106. Contra todos los pronósticos, están a una victoria de llegar a las finales de Conferencia.

Pero el triunfo de ayer no tuvo nada de extraordinario, pues Atlanta ha tenido que remontar desventajas toda la serie y en los últimos dos partidos lo ha conseguido. El lunes, en el partido cuatro, los Hawks remontaron 18 puntos para empatar la serie 2-2.

Y con lo mostrado ayer, Philadelphia se convirtió en el único equipo en 25 años que ha perdido dos desventajas consecutivas de 18 puntos o más. La diferencia de 22 puntos al medio tiempo de ayer es el tercer regreso más grande al medio tiempo en la historia de la postemporada. Incluso, los 76ers tenían un record de 165-0 en las últimas 25 temporadas con una ventaja de 25 puntos, bien sea en temporada regular o Playoffs.

De acuerdo con ESPN, Philadelphia tenía 99.7% de probabilidades de ganar en el juego cinco. Tenía un déficit de 24 puntos con 2:10 por jugar en el tercer cuarto, cuando empezó la remontada. En el último periodo, los Hawks aplastaron con un parcial de 40-19. Nada nuevo, en el Juego  4, Philly tenía 95.5% de probabilidades de ganar.

El factor Trae Young

La remontada de ayer fue encabezada por el líder del equipo, Trae Young, quien marcó 39 puntos, incluidos 17 de 19 en tiros libres. Young encabeza el sueño de un equipo poco exitoso en la historia de la NBA, que solo ha llegado a las Finales en una ocasión desde 1970.

«Tenemos gente para hacer tiros y triples para realmente poner en marcha nuestra ofensiva. Podemos sumar puntos muy rápido. Al principio perdimos muchos tiros abiertos y fue una de esas primeras mitades nuevamente. Ojalá disparemos mucho mejor en casa (para el juego 6 de este viernes). Siempre tenemos la creencia de que estamos en el juego», dijo luego del triunfo histórico.

Young es una amenaza con el balón controlado pues es rápido, tiene buen drible y un excelente sentido del juego para repartir el balón, crear espacios o anotar desde cualquier lado de la cancha, incluido detrás del arco de tres. Además es un competidor que se mete en la mente de sus rivales hasta que los saca de quicio.

Esto quedó claro cuando Atlanta, se metió como quinto sembrado del Este y dejó en el camino a los Knicks de Nueva York en cinco juegos. El resultado fue más fácil de lo que parecía la serie en el papel. Pero no fue solo suerte, pue ahora tienen entre las cuerdas al mejor equipo de la Conferencia.

Tre Young Atlanta Hawks
Lee también: Nikola Jokic, el inusual MVP de la NBA desde la posición de pívot

Ante los Knicks, Young mostró un gran temple que sacó de quicio a los aficionados del Madison Square Garden, quienes se burlaban de su calvicie prematura. Incluso al final del Juego 2 un aficionado neoyorquino lo escupió. No pasó nada, Young ganó la serie con dos victorias en la “Gran Manzana”,  hizo ver lento a Derrick Rose, ex Jugador Más Valioso (MVP) de la Liga y el aficionado que lo agredió fue expulsado de por vida del Garden.

Contra los Sixers, Young promedia en cinco juegos: 29 puntos, seis asistencias e impresionantes porcentajes de 50% en tiros de campo y 38.5% en intentos de tres. En los playoffs del 2021, los primeros de su carrera, sus promedios son de 29.4 puntos, 10.3 asistencias 43.1% de efectividad en tiros de campo y 32.9% en triples. Nada mal, si recordamos que apenas está en su tercer año en la Liga y que fue cambiado en su temporada de novato por los Mavericks de Dallas.

«Todavía no. Todavía no puedo festejar. Tenemos que terminar el trabajo. Tal vez después de que, con suerte, cerremos el próximo juego. Entonces podemos mirar hacia atrás», señaló cuando se le preguntó sobre si estaba consciente de la proeza ocurrida anoche en Philadelphia.

¿De dónde salió Trae Young?

Trae Young, Atlanta Hawks

Rayford Trae Young nació el 19 de septiembre de 1998 en Lubbock, Texas. Es hijo de Candice y Rayford Young, quien jugó a nivel universitario en Texas Tech y llegó al basquetbol europeo.

En la preparatoria jugó en su localidad natal, Norman North, Oklahoma y pasó su primer año en la banca. Al segundo ya era titular, con promedio de 25 puntos, cinco asistencias y cuatro rebotes, para llevar a su preparatoria al campeonato del área en 2015 y al segundo lugar estatal.

Al siguiente año dio un salto de calidad, promedió 34.2 puntos, 4.6 rebotes y 4.6 asistencias. El equipo terminó con un record de 28-4, repitió el título regional y quedó en segundo lugar estatal. Individualmente, Young ganó el reconocimiento como Jugador del Año de Oklahoma. Un año después promedió 42.6 puntos, 5.8 rebotes y 4.1 asistencias por partido, con un porcentaje de efectividad de 48.9% en tiros de campo.

Gracias a sus números saltó a la Universidad de Oklahoma a partir de 2017. En ese año empató el record de la Asociación Nacional de Atletas Colegiados de Basquetbol (NCAAB, por sus siglas en inglés) de 22 asistencias en un solo partido y terminó la temporada como líder en puntos y asistencias, por primera vez en el basquetbol colegial.

Te puede interesar: Damian Lillard y su increíble récord que terminó en derrota

Al año siguiente, los Mavericks de Dallas lo tomaron como la quinta selección global del Draft y lo cambiaron a los Hawks de Atlanta, junto con una futura selección de primera ronda, a cambio de Luka Doncic, quien al año siguiente fue elegido de manera unánime al equipo All-Star de novatos de la NBA.

Con ese “estigma”, el 21 de octubre de 2018, en su tercer juego como profesional, marcó 35 puntos y 11 asistencias en la victoria por 133-111 sobre los Cavs de Cleveland. El 19 de noviembre anotó 17 asistencias y 25 puntos ante los Clippers y para el 1 de marzo sumó 49 puntos y 16 asistencias en un partido que se alargó a cuádruple tiempo extra ante los Bulls, que terminó 168-161.

Su ascenso lo llevó a ser elegido al Juego de Estrellas del 2020 como titular. Su record de puntos (50) data del pasado 20 de febrero, en una victoria ante el Heat, que incluyó 8 de 15 en triples.

¿Golpe de suerte para los Hawks?

Los expertos señalaron que Young tendría una fuerte carga en los hombros tras el cambio de los Mavericks, pero con el tiempo ha demostrado que eso ya quedó en el pasado y ahora destaca tanto o más que el mismo esloveno Luka Doncic, considerado un talento generacional, que había probado su capacidad con el Real Madrid de la Euroliga.

Luego del cambio, Young llegó a un equipo de bajo perfil y se dedicó a trabajar en silencio hasta este punto, donde compite de tú a tú con los grandes, como parte de un cambio generacional en toda la liga.

Además, encabezóel resurgimiento de los Hawks a la postemporada, luego que el equipo cambió a su coach por un inicio de 14-20, undécimo en la Conferencia, y nombró a Nate McMillan, quien entrenó un equipo peligroso, especialmente en casa, donde cosechó el segundo mejor récord desde ese entonces.

Trae Young, Atlanta hawks

En sus primeros ocho partidos en playoffs ha marcado 294 puntos, para convertirse en el quinto mejor de todos los tiempos, debajo de Doncic y es el primer jugador en promediar 25 puntos y 10 asistencias en sus primeros siete duelos de playoff, desde Tim Hardaway en 1991. Pero lo más importante, es un líder que carga con el equipo y mejora el rendimiento de sus compañeros.  

Por eso, no solo avanzó en los playoffs, está siendo la revelación de la temporada, tanto por su talento, como por su fortaleza mental, herramientas indispensables para vencer a grandes figuras de la Liga. No olvidemos que apenas va a cumplir 23 años en septiembre.


0 comment

Noticias Relacionadas